NOTICIAS

Asegura Jefe de Emergencias Médicas que cumplirá con encomienda a pesar de reducción

Asegura Jefe de Emergencias Médicas que cumplirá con encomienda a pesar de reducciónA pesar de que el Cuerpo de Emergencias Médicas contará con $4 millones menos en su presupuesto para el próximo año fiscal, el director ejecutivo de esa entidad, Eriberto Saurí, aseguró que podrán cumplir con la encomienda de ofrecer cuidado médico pre-hospitalario y transporte de emergencia a una facilidad médica a todo ciudadano que lo requiera.

En audiencia de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, presidida por Antonio Silva Delgado, el funcionario dijo que la reducción obedece a una merma en las asignaciones especiales que no son de carácter recurrente y en los recursos provenientes del sistema de Emergencia 911, al entrar los municipios a brindar el servicio de emergencias médicas.

El presupuesto recomendado para el año fiscal que comienza en julio asciende a $34.6 millones. De éstos, $24.7 provendrán de la Resolución Conjunta del Presupuesto General, $6 millones de Fondos Especiales Estatales y $3.8 de otros ingresos.

Saurí explicó que los Fondos Especiales Estatales se nutren de la facturación de servicios prestados a pacientes con o sin plan médico. Adelantó que ese dinero se usará para cubrir los gastos de nómina y funcionamiento de esa agencia.

El Director de Emergencias Médicas prevé que no existan deudas a junio 30 de 2012 y que terminarán con un presupuesto balanceado. Esto, a pesar de que los gastos de funcionamiento reflejaron una reducción de $133 mil.

Destacó que durante el presente año adquirieron tres ambulancias bariátricas adicionales para poder brindar manejo de emergencia a pacientes que por su peso no pueden ser transportados en una ambulancia Tipo III.

«Estas unidades especializadas están distribuidas estratégicamente a través de toda la Isla para el transporte de personas con obesidad mórbida. Además, invertimos $1.9 millones para comprar veinte ambulancias nuevas, las cuales estaremos recibiendo este año», agregó Saurí.

Además, se adquirieron nueve unidades de respuesta rápida que pueden moverse con mayor facilidad que las ambulancias.

Asimismo, se integraron 17 ubicaciones de emergencias en los Parques de Bomba, lo que permitirá disminuir el tiempo de reacción debido a la ubicación geográfica y mejorar la coordinación con el Cuerpo de Bomberos al atender una emergencia.

Mientras, la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), tendrá un presupuesto de $12.3 millones. El mismo se nutre principalmente del Fondo General ($6.4 millones), de Fondos Federales ($5.3 millones), de Ingresos Propios ($311 mil) y de Asignaciones Especiales ($300 mil).

Saurí explicó que los recursos provenientes de Fondos Federales se usarán para el desarrollo de Programas de Operaciones de Emergencias, Crisis o Desastres. A su vez, el dinero proveniente de la Asignación Especial será utilizado para sufragar el gasto del capital humano para asegurar las operaciones ininterrumpidas de la Red Sísmica de Puerto Rico.

Entretanto, el director de la Junta de Gobierno del Sistema de Emergencias 9-1-1, Manuel González Azcuy, dijo que para el año fiscal que concluye en junio, espera culminar con un sobrante de $1.1 millones.

El funcionario explicó que del presupuesto asignado para el presente año fiscal, se distribuyeron $10.6 millones para las agencias de respuesta y municipios integrados al Sistema 9-1-1.

Destacó que completaron la tercera fase del Programa de Integración de Emergencias Médicas Municipales al Sistema 9-1-1, con 10 nuevos municipios participantes, uno más de lo proyectado, para un total de 36 municipios integrados.

«Igualmente, inauguramos un nuevo centro de recepción de llamadas, completamos el proyecto de Actualización de la Plataforma 9-11 e instalamos 20 posiciones en el centro de recepción de llamadas en Hato Rey», manifestó González Azcuy.

Señaló también, que firmó una alianza con la Oficina de la Procuradora de las Mujeres para que aquellas llamadas que se reciban en el sistema y no sean emergencias se les transfieran a ellos.

«Así ayudamos a evitar que una urgencia se convierta en emergencia», planteó el Director del 9-1-1.

Incluso, explicó que lograron otras alianzas con la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio y con AARP.

Las expresiones se produjeron durante la presentación del presupuesto para el próximo año fiscal, que será de $21.7 millones. Los recursos provienen de las remesas de las compañías que brindan servicio de telefonía en Puerto Rico y presenta un aumento de $500 mil, en comparación con el presupuesto vigente.

El Sistema 9-1-1 recibe un promedio diario de 100 mil llamadas diarias, pero de acuerdo al portavoz de la entidad, un 80% de las mismas no son de emergencia.

A %d blogueros les gusta esto: