Tres elementos para el éxito contributivo

por Giancarlo Esquilín-Lebrón*

La discusión de la crisis financiera ha mermado la mente de todos los puertorriqueños. Llevamos meses discutiendo la implementación de más impuestos como soluciones para allegar fondos al erario público, pero no nos hemos detenido a mirar cuáles son los elementos primordiales que obstaculizan un desarrollo efectivo de nuestro sistema contributivo.

El sistema contributivo de Puerto Rico carece de tres elementos que debemos evaluar como país: eficiencia (legisladores), voluntad fiscalizadora (ejecutivo) y compromiso ciudadano (el pueblo). Como se puede observar, todos somos responsables del éxito contributivo de nuestro Gobierno. Lo demás, podemos mirarlo como asuntos técnicos o administrativos.

Primero tenemos la eficiencia, responsabilidad de nuestros Legisladores. Para este primer paso tenemos que asegurar y diseñar un proyecto que mejore las “lagunas” del Código de Rentas Internas, provea herramientas viables en su implementación, entendible para el pueblo, y que la discusión del mismo se abra a varios sectores. Es en esta rama donde se debe analizar la efectividad de medidas implementadas. En especial la discusión crítica y la costumbre en la otorgación de créditos, que al final del camino, no producen el efecto por el que se crearon.

Nuestro segundo elemento es la voluntad fiscalizadora. Este elemento recae fielmente en el Departamento de Hacienda. El Gobierno tiene que fortalecer esta agencia, asegurar un personal capacitado y realizar auditorías de primer orden. A pesar de que el Gobernador firmó hace una semana la Orden Ejecutiva 2013-058 para crear el Grupo Asesor de Reforma Contributiva que promete indagar y proveer soluciones a nuestro sistema, nos falta mucho por recorrer. Sólo basta con mirar la efectividad en los recaudos de las decisiones tomadas en el pasado.

Por último está nuestro compromiso ciudadano. Aquí, donde se aprovechan de los errores que se comenten en los dos elementos antes mencionados, parte de la ciudadanía opta por utilizar esto como “oportunidad” de evasión haciendo que el que paga, pague más. Si tanto los individuos como los empresarios, asumieran una responsabilidad contributiva de altura evitaríamos más alzas en contribuciones que no fomentan el desarrollo económico. Esto va desde algo tan sencillo como exigir el recibo de IVU Loto, hasta planificarse financieramente y cumplir con la responsabilidad al radicar planillas.

Todos tenemos a cargo alguna parte para asegurar el éxito dentro del sistema contributivo, y sólo juntos podremos mejorarlo. Es tiempo de actuar, mirar los obstáculos como áreas de oportunidad y dejar de empezar a echar culpas.

© 2013 Giancarlo Esquilín Lebrón. Todos los derechos reservados.

Giancarlo Esquilín Lebrón tiene 21 años y es vecino del pueblo de Juncos. Giancarlo es estudiante de cuarto año de bachillerato en Administración de Empresas con concentración en Contabilidad en la Universidad de Puerto Rico en Humacao. A sólo meses de comenzar su carrera universitaria, comenzó a trabajar como ayudante legislativo en la Cámara de Representantes de Puerto Rico por un periodo de dos años. Su desempeño en investigación de datos, y análisis de medidas legislativas, lo llevó a ser el encargado del proceso de vistas públicas del Presupuesto del Gobierno de Puerto Rico 2012-13. La práctica profesional la hizo en el Departamento de Contribuciones de la firma de Contadores Públicos Autorizados Aquino, De Córdova, Alfaro & Co LLP. En la misma se destacó en la preparación y análisis de planillas de individuos, pequeñas corporaciones y sociedades. De igual forma, redactó una columna sobre la Ley de Empleos Ahora para los clientes, al igual que resúmenes y consultorías sobre nuevas leyes como la amnistía contributiva. Actualmente, se desarrolla como pequeño empresario en el área de consultoría de negocios y contribuciones, con su empresa llamada GEL Business & Tax Consulting.

Todas las experiencias adquiridas las ha logrado combinar dentro de su bachillerato, y quedó demostrado con su investigación universitaria “La importancia de un Sistema Uniforme de Contabilidad en los Municipios de Puerto Rico” logrando así la redacción y radicación del Proyecto de la Cámara 976, para crear la “Ley de Distritos Contables de Puerto Rico”. En la Universidad de Puerto Rico se destaca como presidente de la organización Enactus. Enactus es una organización sin fines de lucro con presencia a nivel mundial que crea y fomenta un desarrollo comunitario a través del poder del empresarismo, con la meta de cambiar la calidad y estándar de vida de las comunidades. El éxito de Enactus UPR Humacao fue reconocido en la Copa Nacional 2013 y este año representarán a Puerto Rico en Cancún, México.

A %d blogueros les gusta esto: