Emplazan públicamente a alcaldes por ayunos religiosos

Humanistas SecularesLa organización Humanistas Seculares de Puerto Rico (HUSE) exigió a los alcaldes de Arecibo, Yauco, Manatí y Mayagüez que entregaran la información solicitada o se atengan a las consecuencias. La organización ha cursado a los alcaldes solicitudes de documentos públicos que al día de hoy no han sido contestadas.

“Enviamos una primera carta al alcalde Abel Nazario el 28 de mayo de 2014 exhortándole a que no firmase el decreto de ayuno por visos de ilegalidad e inconstitucionalidad. Con posterioridad el 16 de junio de 2014 le solicitamos información al amparo de lo determinado por nuestro Tribunal Supremo en Soto v. Jiménez, 112 D.P.R. 477 y otra jurisprudencia y legislación que permite al ciudadano acceso a documentos de carácter público”, indicó la Lcda. Mariana Nogales Molinelli, directora del Comité Legal.

HUSE cursó cartas al alcalde de Arecibo, quien la recibió el 20 de junio, al alcalde de Yauco, recibida el 18 de junio, al alcalde de Manatí, recibida el 18 de agosto y finalmente al alcalde de Mayagüez, quien la recibió el 18 de agosto de 2014.

Tal y como indica la Profesora Érika Fontánez Torres en el blog Poder, Derecho y Justicia: “este derecho al acceso a documentos públicos se ha interpretado como un derecho fundamental pues es corolario del derecho a la libertad de expresión y a la reparación de agravios. El estado, pues, no puede restringir este derecho a no ser mediante una justificación de imperativo interés público”.

De interés: Estado, religión y derecho: una reflexión multidisciplinaria

“Por eso los emplazamos públicamente para que nos permitan examinar los documentos u obtener copia de los mismos, como última gestión, previo a una solicitud por la vía judicial. Como buenos administradores deben sopesar el costo de permitir el examen de unos documentos versus el costo de litigar en nuestros tribunales. Exigimos se nos brinde la información”, indicó Darío Ortiz, Presidente de HUSE.

Como entidad secular que reúne a ateos, agnósticos y librepensadores, a pesar de los prejuicios y estigmas existentes contra la población no creyente, HUSE no busca prohibir la religión, sino velar por la efectividad de la separación de iglesia y estado y fomentar una sociedad puertorriqueña donde se respeten los derechos de todos y todas sus ciudadanos, incluyendo a las minorías, y en la que los políticos y gobernantes se dejen guiar por la razón y la ley, no los intereses especiales de ciertos grupos religiosos. Para más información, puede visitar www.humanistaspr.org.

 

A %d blogueros les gusta esto: