Empleados reclaman pago de tiempo que pasan en fila de seguridad

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos comenzó un nuevo término este lunes y tan pronto como el próximo miércoles atenderá un complicado caso proveniente del Noveno Circuito de Apelaciones, mediante una vista oral.

En el caso Integrity Staffing Solutions Inc. v. Busk, los empleados Jesse Busk y Laurie Castro —empleados de un contratista que llena ordenes para Amazon.com— presentaron una demanda de clase, reclamando que ellos y miles de sus otros empleados deben ser remunerados retroactivamente y recibir una remuneración por daños por el tiempo que pasaron en el punto de cotejo de seguridad al salir del trabajo.

Los trabajadores alegaron que les fue requerido el remover artículos personales tales como sus llaves, sus carteras sus correas y pasar por un punto de cotejo que les tomaba al menos 25 minutos en algunas ocasiones. Estos aducen que ya que la compañía les obligaba a realizar esto, deben compensarles por el tiempo que toma pasar por el proceso. Un juez federal desestimó las alegaciones pero el Noveno Circuito determinó que la paga adicional tenía justificación.

Detenerse en una fila puede parecer trabajo, pero no lo es. Bajo el “Portal-to-Portal Act, el Congreso escribió específicamente reglas para prevenir que los empleados abusaran o intentarán interpretar erróneamente la definición de “trabajo” establecida en el “Fair Labor Standards Act”, para reclamar el pago de una amplia gama de actividades que puedan realizar en sus espacios de trabajo. El Congreso explicó que los empleados no pueden tener la expectativa de que se les pague por “caminar o viajar a o desde el lugar principal de actividad o actividades que el empleado debe realizar como parte de su trabajo”.

Ese entendido ha sido confirmado por el Segundo y el Undécimo Circuito de Apelaciones. A los empleados debe pagárseles sólo por actividades “integrales e indispensables” respecto a sus labores asignadas. El tiempo es una línea de cotejo no cualifica como una actividad integral e indispensable.

Si el razonamiento del Noveno Circuito es confirmado, eso traerá una ola de demandas similares. De hecho, actualmente está pendiente una demanda similar en contra de Apple, que registra los bolsos de los empleados para verificar que no hurtaran mercancía. Mientras que la demoras en los puntos de registro quizás fue mínima, una demanda de clase le costaría millones en el proceso de llegar a una transacción, trámite en el que sólo se beneficiarían los abogados mucho más que los trabajadores.

Relacionado: Unpaid Wages Lawsuit Being Watched Very Carefully

Las guías del Departamento del Trabajo federal concuerdan con la política de la empresa en este caso, e incluso el gobierno de Obama ha presentado un amicus curiae en nombre de Integrity Staffing. Esto tiene menos que ver con el sentido común que con la realidad, ya que desde 2001 el gobierno federal también ha requerido a muchos empleados pasar por un control de seguridad. Los abogados pudieran demandar al gobierno federal también.

Lea el artículo original en el Wall Street Journal.

 

A %d blogueros les gusta esto: