NOTICIAS

Retirados pierden caso de beneficios de salud ante el Tribunal Supremo

Retirados pierden caso de beneficios de salud ante el Tribunal SupremoEl Tribunal Supremo de los Estados Unidos decidió a favor de una compañía de químicos que intenta cortar los beneficios de salud a sus empleados retirados. La decisión se tomó de forma unánime, dejando sin efecto una decisión apelativa que dijo que estaban investidos de los beneficios de por vida.

“Los tribunales no deben interpretar escritos ambiguos para crear promesas de por vida”, señaló el juez Clarence Thomas en la opinión. Además, este añadió que “los beneficios de salud para los retirados no son una forma de compensación diferida”.

Lea la opinión: M&G Polymers USA, LLC v. Tackett

El Tribunal Supremo devolvió el caso M&G Polymers USA, LLC v. Tackett al Tribunal Apelativo, ordenando que se usen principios de interpretación de contratos para determinar si el acuerdo negociado colectivamente les ha otorgado cuidado de salud gratis de por vida bajo principios ordinarios de lenguaje contractual.

El Tribunal Apelativo erró, señaló el juez Thomas, “al poner su dedo en la balanza a favor de los beneficios de personas retiradas en todos los acuerdos de negociación colectiva”.

El caso se refería a un contrato sindical en la planta de poliéster Point Pleasant en Apple Grove, Virginia. Al igual que muchos otros acuerdos de negociación colectiva, este no decía directamente si los jubilados tenían los beneficios de salud por el resto de sus vidas.

M&G Polymers compró la planta en el año 2000. Unos años más tarde, la compañía anunció que iba a requerir que los jubilados contribuyeran con los gastos de sus beneficios de atención médica. Varios jubilados demandaron, diciendo que les habían prometido asistencia sanitaria gratuita vitalicia.

Cuando el caso se argumentó en el Tribunal Supremo en noviembre, varios jueces parecían desconcertados de que el contrato no atendiera un asunto tan importante.

«Ambas partes sabían que eso era un asunto que quedó sin resolver, por lo que ya sabes, el que pierda merece perder por traerlo ante nosotros cuando se pudo haber dicho claramente en el contrato “, señaló el juez Antonin Scalia.

El Tribunal Apelativo federal de Cincinnati se pronunció a favor de los jubilados en 2013, basándose en una decisión suya de 1983. La opinión del juez Thomas es una extensa crítica a esa decisión, que según él se ha aplicado «de manera indiscriminada en todos los sectores», mencionando la industria automovilística y la de acero entre otras.

«Cuando un contrato no dice nada sobre la duración de las prestaciones de los jubilados», escribió , «un tribunal no puede inferir que las partes pretendían extender esos beneficios de por vida».

A %d blogueros les gusta esto: