Grandes bufetes de abogados al margen de controversia sobre matrimonio gay

Matrimonio igualitarioLa cantidad de alegatos entregados por causa del caso de matrimonio entre personas del mismo sexo a decidirse en varios meses por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos están divididos de una forma desigual, según reseña el periódico The New York Times. Lo más notorio, según el periodista Adam Liptak, es la ausencia de grandes bufetes abogando porque el Supremo federal decida en contra del matrimonio gay,

De acuerdo a una docena de entrevistas realizadas por Liptak, abogados y profesores de derecho expresaron que este desbalance se debe a una convicción entre muchos juristas de que oponerse a este tipo de unión denota una intolerancia comparable con el racismo. También parece haber consideraciones económicas entre los motivos que provocan este fenómeno. Y es que al parecer, los bufetes que defienden el matrimonio tradicional podrían perder clientela y enfrentarse a una desventaja al contratar abogados.

“Los bufetes están tratando de reclutar nuevo talento de las mejores escuelas de derecho y una abrumadora mayoría de estos quiere trabajar en un ambiente de respeto y diversidad”, expresó Dale Carpenter, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Minnesota.

Décadas atrás, en otros casos de interés público, los lados opuestos eran más balanceados. Por ejemplo, John Davis era líder de uno de los principales bufetes de Nueva York, nominado a la presidencia de los Estados Unidos por el partido demócrata en 1924, embajador de Gran Bretaña, procurador general con el récord de mayor número de argumentaciones orales ante el Supremo en el siglo 20. Davis también fue uno de los defensores principales de la segregación racial en las escuelas,  y argumentó a favor de la misma en el caso Brown v. Board of Education.

En esta ocasión, quien defenderá el matrimonio tradicional será el abogado John Bursch, quien practica la abogacía en una firma de abogados mediana y funge como procurador general en Michigan. No obstante, el bufete en el que trabaja, Warner Norcross & Judd LLP, no lo respaldará.

“Cuando el estado de Michigan me pidió que tomara el caso, pregunté al comité de gerencia acerca de este oportunidad, el comité declinó la representación. Aún soy socio de Warner Norcross pero la firma no tiene ninguna relación con este caso”, expresó Bursch.

Douglas Wagner, socio encargado de la gerencia de Warner Norcross & Judd LLP, expresó que el caso es demasiado controversial al punto que envuelve fuertes emociones de clientes, socios y empleados a favor de cada una de las posturas.

No obstante, los defensores del matrimonio gay piensan que en realidad los abogados prominentes que han decidido mantenerse al margen de la controversia lo hacen porque “es claro que no existen buenos argumentos en contra del matrimonio igualitario”. Así lo expresó el presidente de la organización Freedom to Marry, Evan Wolfson. “Los abogados pueden ver la verdad”, añadió.

Lea el artículo completo: The Case Against Gay Marriage: Top Law Firms Won’t Touch It

A %d blogueros les gusta esto: