Acueducto Alfonso XII de Ponce declarado monumento histórico nacional

Acueducto PonceDescargar documento: Ley para declarar el Monumento Histórico Nacional el Antiguo Acueducto Alfonso XII

Declara el antiguo Acueducto Alfonso XII localizado en el Cerro San Tomás del barrio Viejo Mameyes de Ponce como Monumento Histórico Nacional de Puerto Rico, y ordena que la Junta de Planificación lo inscriba en el Registro de Monumentos.

El Antiguo Acueducto Alfonso XII es una estructura cuya construcción data de la época de la Corona Española. El mismo se encuentra situado en el Cerro San Tomas cerca del Barrio Mameyes en Ponce. Este fue construido en ladrillos y cantería a mediados del Siglo XIX hasta comienzos del Siglo XX. Esta estructura de más de 150 años, constituye una obra arquitectónica de gran valor histórico, ya que es un ejemplo de la infraestructura hidráulica que redime y da a conocer la larga y brillante tradición de ingeniería civil de una época olvidada. La construcción de este acueducto, el primero en el Municipio de Ponce, data desde 1850 y fue construido con el propósito de suplir agua a la ciudad señorial durante la Corona Española.

Sin embargo lo más singular de este antiguo acueducto no es su valor histórico y arquitectónico sino lo que el mismo representa para los sobrevivientes de la tragedia de Mameyes y los residentes de las distintas comunidades aledañas. El Antiguo Acueducto Alfonso XII es la única estructura que permanece en lo que algún día se conoció como Viejo Mameyes y permanece allí como testigo de un evento trágico que jamás será olvidado por los ponceños.

El Antiguo Acueducto Alfonso XII constituye una obra de ingeniería y planificación de valor histórico y social que aún retiene su integridad estructural, pero más importante aún, el mismo a su vez representa un gran potencial educativo y turístico. A través de esta legislación se busca rescatar aquellas memorias de una época en la cual esta infraestructura hidráulica proveyó agua potable a la población ponceña y dar a conocer nuestra tradición por la ingeniería y arquitectura de nuestro País mientras se fomenta la conservación de nuestros recursos históricos. Por tal razón, esta Asamblea Legislativa reconoce el valor histórico y social que representa el Antiguo Acueducto Alfonso XII para los ponceños y procede a declarar el mismo Monumento Histórico de Puerto Rico y que sea inscrito como ello en el Registro de Monumentos de nuestro País.

A %d blogueros les gusta esto: