EVENTOS

#Audi2020 – Primer Conversatorio Sostenido de Innovación Social

Audi San Juan y Nuevo Ángulo celebraron el jueves, 29 de octubre, el Primer Conversatorio Sostenido de Innovación Social para iniciar el diálogo en búsqueda de articular un proyecto de país en beneficio de la aspiración colectiva. La responsabilidad social corporativa fue presentada en cuatro versiones de innovación social, ante un panel de 25 invitados de diversos sectores del empresarismo privado y público en Puerto Rico.

Microjuris.com transmitió la actividad en vivo a través de su Livestream.

Los panelistas que participaron del evento, David Bernier (Secretario de Estado), Ernesto Villarini Baquero (Consultiva Internacional), Javier Hernández (Inversión Cultural) y Eva Vázquez (Programa Emprendimiento Sagrado Corazón) ofrecieron ejemplos dentro de su marco de gestión laboral.

Los temas más destacados fueron el romper las costumbres que nos limitan la capacidad de innovar, cómo el capital privado puede estar al servicio del capital social sin fines de lucro, la creación de propuestas de infraestructura cultural y su dimensión económica, la educación para el educador de innovación, la falta de un hilo conductor entre el capital económico y el capital social humano, a partir de nuestro rol y nuestra responsabilidad como mentores en nuestros campos del saber.

Sobre los aspectos que limitan la innovación, David Bernier recalcó que «nada afecta más la innovación social que la costumbre. Se hace difícil aceptar un planteamiento diferente a lo que siempre has hecho». Insistió en que «acostumbrado el país no te reclama más posibilidades».

Bernier presentó como alternativa de innovación la herramienta del Censo Corporativo del Departamento de Estado y ofreció varios ejemplos de cómo se tiene un caudal de información que no se utiliza eficientemente.

Mientras, Ernesto Villarini Baquero habló sobre el Fondo de Inversión Comunitaria que permite invertir en organizaciones sin fines de lucro con Capital Paciente.

Javier Hernández habló sobre el valor que tiene el sector cultural en la economía y en la innovación. “Una cosa es mejorar la economía y otra cosa es desarrollar una mejor economía y el sector cultural y creativo genera valor añadido, cohesión social, educación y valor comunitario”, comentó.

Por su parte, Eva Vázquez se concentró en la educación y los distintos tipos de emprendimiento: social, de alto impacto (económico a un país), por necesidad, entre otros, cada uno apoyado desde un ámbito distinto. “No tenemos un hilo conductor. El capital solito no es lo que realmente hace falta. Es el capital inteligente y nuestro rol como mentores”, resaltó Vázquez.

En la actividad se abrió la discusión para que los invitados mencionaran propuestas y reflexionaran en torno a lo discutido. Entre las propuestas de los invitados se mencionaron: el romper el paradigma de la cultura como obstáculo al desarrollo y cómo usar nuestros talentos en los campos de “producción” y “creatividad” mientras nos damos cuenta que no existe tal cosa como una división; el pasado y la tradición no son contradictorios a la innovación; la importancia de los sistemas de información para tener de mano la academia para desarrollar proyectos a partir de la investigación; la definición de conceptos para trabajo en común, y Recursos en la diáspora, entre otros temas.

En su turno de alocución, Justo Méndez Arámburu, de Nuestra Escuela, explicó cómo funciona su proyecto: “Apoyamos un movimiento radical donde los estudiantes vienen a emprender y la educación está basada en proyectos. El fracaso es un resultado válido, los estudiantes están formando cooperativas en sociedad con la Escuela. Emprender es uno de los actos más solitarios, la escuela da garantías de éxito”.

Por otra parte, el Principal Oficial Ejecutivo (CEO, por sus siglas en inglés) de Microjuris.com, Miguel Marxuach Lausell, comentó que hay que “aprender a pensar, a colaborar y aprender a hacer. Cada cual desde su plataforma tiene que actuar. Desde Trastalleres, hasta Audi en la Kennedy, la montaña, la fábrica, familia y el vecindario”.

Barbara Rivera, de Boys & Girls Club de Puerto Rico, también se unió a la conversación y resaltó la importancia de incluir en el plan de reconfiguración del país a la niñez y a la juventud. “¿Dónde ponemos a la niñez y la juventud en el panorama de emprender? Hay que pensar en crear esos espacios para los niños y jóvenes porque eso es lo que están buscando, desde la comunidad, no esperar que salgan frustrados de la universidad”.

Este espacio que ha abierto Audi para la innovación social en Puerto Rico promete ser uno de diálogo y acción. «Audi significa escuchar», explicó Luis Otero, gerente general de Audi San Juan, en su presentación introductoria al evento. El acercamiento que promueve Audi, añadió, «parte del respeto a que cada cual pueda tener una forma particular de hacer las cosas y aún así colaborar juntos (…) Los problemas sociales de gran complejidad sólo se pueden atender desde el colectivo. Si administramos nuestros egos, comenzando por mí, lo podemos cambiar”.

La actividad fue organizada por Audi San Juan y Nuevo Ángulo, compañía de medios fundada por los veteranos periodistas Liza Lugo, Carlos Weber, Felipe Gómez, Daisy Sánchez, Mariliana Torres, Roberto Arias y Yolanda Vélez Arcelay.

Reseña por Camille Collazo

A %d blogueros les gusta esto: