NOTICIAS

El contrato de compañía de responsabilidad limitada: herramienta indispensable

El contrato de compañía de responsabilidad limitada: herramienta indispensableLa figura de la compañía de responsabilidad limitada (LLC, por sus siglas en inglés) se ha convertido en la estructura predilecta para hacer negocios en Puerto Rico. Las LLC traen varios beneficios y características que resultan más atractivas que aquellas que ofrece la figura de la corporación, la cual fue la opción preferida hasta la introducción de las LLC en Puerto Rico en el 2004. Contrario a la corporación, la LLC se da en un marco jurídico de pocas reglas obligatorias. En ausencia de disposiciones preceptivas, las LLC pueden establecer los parámetros particulares al amparo de los cuales existirá y se manejará la compañía en un contrato de compañía de responsabilidad limitada, también conocido como un contrato de operaciones («Operating Agreement»).

El inciso (g) de la Sección 19.01 de la Ley General de Corporaciones, Ley Núm. 164 de 16 de diciembre de 2009, según enmendada, define el Contrato de Compañía de Responsabilidad Limitada como un contrato escrito adoptado por los miembros de una compañía de responsabilidad limitada para regir los asuntos internos y administración de una compañía de responsabilidad limitada. En la práctica, el contrato es un híbrido entre los estatutos («By-Laws») que deben adoptar las corporaciones y los acuerdos de accionistas que pueden adoptar los accionistas de una corporación, y es el documento en el cual se estipulan todos los términos y condiciones que rigen la LLC de manera clara y detallada. Aunque la Ley General de Corporaciones no exige expresamente que exista un contrato de operaciones para todas las LLC organizadas en Puerto Rico, resulta altamente recomendable que los miembros adopten dicho contrato.

En particular, es importante que los miembros adopten un contrato de operaciones para tener clara la forma en que interesan que se administre la compañía. En el caso de las corporaciones, la Ley General de Corporaciones establece que los accionistas elegirán una junta de directores que será responsable de la administración de la corporación. Salvo en el caso de las corporaciones íntimas, la rigidez de la figura de la corporación no permite que los accionistas varíen esta estructura. En el caso de las LLC, la ley establece quiénes serán responsables de la administración de la LLC, pero solo en caso de que nada se disponga en el contrato de operaciones. Sin embargo, una de las características más atractivas de la figura de las LLC es precisamente la flexibilidad que tienen los miembros para seleccionar el mecanismo óptimo para administrar la LLC, que se ajuste a las realidades de la compañía. Los miembros de una LLC pueden disponer que la LLC será administrada por los mismos miembros (todos, algunos o uno de ellos), por una junta o por un tercero. Los miembros también podrán disponer la duración del nombramiento y los mecanismos requeridos para nombrar o destituir los administradores.

Cada compañía es diferente y las necesidades de las LLC pueden ser tan variadas como los mismos miembros. Los miembros de las LLC pueden tener ciertas preferencias dependiendo de quiénes son los miembros y la relación que exista entre ellos. Por ejemplo, la relación entre tres personas que organizan una LLC para comenzar un negocio serán diferentes a un padre e hijo o un marido y mujer que organizan una LLC. Las protecciones que serán necesarias serán muy diferentes en cada uno de los casos antes mencionados. A través del contrato de operaciones, los miembros de una LLC pueden crear protecciones y mecanismos que se ajusten a las necesidades y deseos particulares de los miembros. Las disposiciones que los miembros incluyan en el contrato de operaciones pueden reducir la posibilidad de conflictos y facilitará la resolución de cualquier disputa.

A modo de ejemplo, los contratos de operaciones pueden incluir algunas o todas de las siguientes disposiciones:

  • Tratamiento contributivo de la compañía – Las LLC en Puerto Rico pueden elegir tributar como corporación o como sociedad. Además de establecer el trato contributivo seleccionado en el contrato de operaciones, es importante que los miembros informen la elección al Servicio de Rentas Internas Federal (IRS, por sus siglas en inglés) y al Departamento de Hacienda.
  • Proporción de votos requeridos para cierto tipo de decisiones y decisiones que requerirán aprobación de la minoría
  • Requisitos de admisión de nuevos miembros
  • Restricciones a las transferencias – incluyendo derecho de tanteo («right of first refusal») y derecho preferente de los miembros, entre otros.
  • Cláusulas de no competencia aplicables a los miembros
  • Requisitos de confidencialidad
  • Acuerdos de cesión de propiedad intelectual a la compañía
  • Derechos de recompra de los miembros
  • Mecanismos de resolución de disputas – mediación, arbitraje, derechos de compra entre miembros (“Buy-Sell”)
  • Distribuciones
  • Derecho a información

La variedad de disposiciones que se pueden incluir en el contrato de operaciones les permite a los miembros pactar cómo se atenderá prácticamente toda situación posible, desde quiénes pueden entrar a ser miembros de la compañía, cómo manejarán las ganancias y distribuciones, hasta cómo solicitarán inyecciones de capital y disputas entre los miembros.

En caso de que los miembros no adopten un contrato de operaciones, aplicarían las disposiciones supletorias de la Ley General de Corporaciones, las cuales no necesariamente serán favorables para una compañía en particular ni reflejarán el acuerdo de las partes. Por otro lado, la Ley General de Corporaciones únicamente atiende los asuntos más básicos en cuanto a la estructura y administración de las LLC. En caso de que surja alguna situación que no ha sido anticipada por las escasas disposiciones de la Ley General de Corporaciones, los miembros tendrían que recurrir a litigios costosos u otros remedios no favorables para la compañía, lo cual pudieran evitar al adoptar un contrato de operaciones.

A través del contrato de operaciones los miembros de una LLC pueden establecer una compañía que verdaderamente atienda la voluntad de las partes. La amplia gama de disposiciones que se pueden incluir en el contrato de operaciones y la flexibilidad que ello le provee a los miembros es una de las razones primordiales por las cuales las LLC continúan aumentando en popularidad.

por la Lcda. María Cecilia Santos-Martínez, Ferraiuoli LLC