Cuba NOTICIAS

Aún más fácil para los estadounidenses realizar viajes a Cuba

¿Qué ha pasado entre Cuba y EEUU? Una actualización de la relación entre ambos paísesPlanificar un viaje a Cuba será aún más fácil luego de que se ponga en vigencia un acuerdo anunciado el pasado jueves que permitirá la operación regular de vuelos comerciales entre las dos naciones.

Thomas Engle, subsecretario adjunto del Departamento de Estado de los Estados Unidos para asuntos de transporte, señaló que podrían haber hasta 110 vuelos ida y vuelta al día, bajo el marco del nuevo acuerdo, cuadruplicando así el flujo actual. Ello incluye 20 vuelos al día entre los Estados Unidos y la capital de Cuba y 10 al día entre los Estados Unidos y nueve aeropuertos internacionales repartidos por la isla.

Engle también manifestó que los Estados Unidos insistieron a Cuba para oportunidades de vuelo ilimitadas, pero que existe una preocupación del gobierno cubano de que sus aeropuertos no puedan manejar ese volumen de pasajeros. Los viajes de turismo aún están prohibidos en Cuba, aunque irónicamente el flujo de viajes de estadounidenses aumentó bajo las 12 categorías permitidas que incluye viajes educativos y humanitarios.

Jeffrey DeLaurentis, jefe de la embajada de los Estados Unidos en La Habana, dijo esta semana que los viajes desde Estados Unidos a la isla aumentaron en un 50 % en 2015. Aerolíneas que han estado operando vuelos chárter a Cuba dicen que no hay demanda de más. «El interés en Cuba ha llegado a niveles no vistos en una generación», dijo Scott Laurence, vicepresidente de planificación aérea de JetBlue, que ha estado operando vuelos chárter desde Miami, Fort Lauderdale y Tampa.

Todos los viajeros desde y hacia Cuba han estado utilizando vuelos chárter supervisados cuidadosamente por los Estados Unidos. Para poder viajar deben presentar su visa, identificación y la información de pago a los agentes, además de acreditar que tu viaje cae bajo una de las categorías aprobadas. El nuevo acuerdo crearía un sistema más familiar para los viajeros, que podría incluir el permitirles reservar a través de Internet y eliminar la práctica de confirmar el viaje y estar presentes cuatro horas antes de un vuelo.

Lee el artículo original.