U.S. Court of Appeals 1st Circuit

Boston confirma sentencia de 51 meses en prisión a quien llevó a asaltante al lugar donde cometió el delito

Descarga el documento: US v. Montes-FosseBoston confirma sentencia de 51 meses en prisión a quien llevó a asaltante al lugar donde cometió el delito

Para el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito, el hecho de que Brian Montes Fosse sabía que Alipio Soto Montalvo iba a asaltar a la mujer cartero es suficiente para determinar que debió saber que se utilizaría un arma de fuego, y para no considerar un ofensor menor, lo cual hubiese ameritado una sentencia más liviana.

Brian Erick Montes Fosse se declaró culpable de conducir a Alipio Soto Montalvo al lugar donde asaltaría a una mujer cartero. Según el Tribunal federal para Distrito de Puerto Rico, Montes Fosse dejó a Soto Montalvo en el área donde perpetraría el robo, y allí este, a mano armada, exigió a la cartero que le diera los paquetes que estaba repartiendo. Soto Montalvo tomó unos cuantos paquetes y huyó a pie.

El robo ocurrió en julio de 2014. En septiembre de 2014 arrestaron a Soto Montalvo, y en octubre a Montes Fosse. Montes Fosse se declaró culpable de haber sido cómplice en el robo. El acuerdo con fiscalía fue que se le sentenciaría tomando en consideración que se hurtó propiedad de la oficina postal, que se utilizó un arma, que aceptó responsabilidad, y que su rol en el robo fue uno menor.

Según el récord de la vista de alegación de culpabilidad y el informe pre-sentencia, luego del arresto, Montes Fosse admitió que al llevar a Soto Montalvo al lugar, sabía que este cometería el robo. Sin embargo, sostuvo que desconocía que Soto Montalvo llevara un arma para cometer el asalto, por lo que se reservó el derecho de argumentar contra que se tome en consideración esa circunstancia.

Al imponer la sentencia, el juez Fransisco A. Besosa rechazó tomar en consideración que el rol de Montes Fosse en el robo fuese uno menor. También determinó que Montes Fosse sabía o debía saber que Soto Montalvo llevaba o usaría un arma en el robo, por lo que sostuvo considerar ese aspecto.

Montes Fosse apeló la sentencia. El Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito evaluó sus planteamientos para determinar si el juez abusó de su discreción para imponer una sentencia más severa.

El Primer Circuito consideró el informe pre-sentencia y el récord de la vista de alegación de culpabilidad, y sostuvo la determinación del juez Besosa.

Para el Primer Circuito es razonable suponer que quien planifica perpetrar un robo utilice un arma de fuego para lograrlo. Por ello, sostuvo la determinación de hechos del Tribunal de Distrito en cuanto a que Montes Fosse, al llevar a Soto Montes a cometer el delito, sabía o debió saber que este utilizaría un arma.

Para determinar que un coimputado de delito fue un participante menor en el mismo, el Primer Circuito evaluó los hechos establecidos ante el Tribunal de Distrito. En estos casos, la defensa tiene que probar que el imputado es menos culpable que los coimputados, y que es menos culpable que otras personas convictas por delitos similares.

A pesar que el tribunal entiende que el rol de Montes Fosse en la comisión del delito fue sólo dejar al perpetrador cerca del carro de la mujer cartero, este sabía que iba a cometerse el delito. Además de eso, según un testigo, posterior al delito, este escuchó a los coimputados hablando de la presencia de policías en el lugar donde se cometió el delito.

Para el Primer Circuito resulta claro que, el llevar a Soto Montalvo a donde se cometió el delito, con conocimiento de lo que acontecería, elimina la posibilidad de considerarlo un ofensor menor.

Reseña por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: