ACLU exige que se respete Constitución en torno a protesta simbólica

ACLU exige que se respete Constitución en torno a protesta simbólicaReproducimos el comunicado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en torno al incidente luego de una protesta simbólica que se llevó a cabo en el concierto de Cultura Profética el pasado 1 de octubre de 2016:

Si algo ha quedado claramente establecido en el derecho estadounidense es que bajar la bandera de Estados Unidos, inclusive quemarla, en un ejercicio de protesta es expresión válida protegida por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Inclusive izar a revés la bandera de Estados Unidos es oficialmente reconocido como un acto de expresión que simboliza la angustia que vive el país en el momento o estado de emergencia.

De igual forma, y por analogía, debería estar protegido el acto de izar la bandera de Puerto Rico en su nueva forma de protesta – en colores Blanco y Negro – lo que simboliza para muchos un estado de emergencia o luto, o cualquier otro adjetivo que se le puede interpretar en estos tiempos de emergencia en la vida de los puertorriqueños. Ciertamente, bajar la bandera de Estados Unidos como acto de protesta es expresión simbólica cobijada por la Primera Enmienda.

En Texas v. Johnson (1989) el Tribunal Supremo de Estados Unidos determinó que, inclusive, quemar la bandera de EE.UU. es un acto de expresión simbólica protegida por la Primera Enmienda. La incomodidad que este gesto le pueda causar a ciertos sectores no es suficiente para justificar la supresión de la libre expresión, según resolvió el Tribunal Supremo. El Sr. Johnson había sido arrestado, le formularon cargos criminales y fue encontrado culpable; en apelación fue exonerado.

Puerto Rico estará pasando por tiempos difíciles que prometen, justificadamente, movilizar la ciudadanía en actos y gestos de expresión y protesta, los cuales podrían causar incomodidad a ciertos sectores de nuestra sociedad. Cómo el gobierno de Puerto Rico responda nos definirá como sociedad; ¿queremos volver al Puerto Rico de 1948 que mediante la Ley de Mordaza violó importantes libertades civiles, en particular la libertad de expresión y asociación, o nos queremos crecer como democracia?

El balón está en la cancha del gobierno; la historia nos ha enseñado que el pueblo hará lo que los tiempos demande, como es su derecho hacer.

A %d blogueros les gusta esto: