Anuncios

¿Qué dicen las plataformas de los partidos políticos y candidatos independientes acerca de la Ley PROMESA y la Junta de Control Fiscal?

VISITA:
TODO SOBRE LA LEY PROMESA Y LA JUNTA DE SUPERVISIÓN FISCAL
Programas de gobierno: Partidos políticos y candidatos independientes de Puerto Rico 2016

PARTIDO POPULAR DEMOCRÁTICO (David Bernier)
Descarga el programa de gobierno
(PDF)

Este Plan Estratégico es nuestra propuesta programática al pueblo de Puerto Rico. La misma se da en el contexto de la aprobación por el Congreso de los Estados Unidos del “Puerto Rico Oversight Management and Economic Stability Act”, conocido por sus siglas en inglés: PROMESA, que impone una junta federal de control fiscal a Puerto Rico. Nos opusimos a la Junta de Control Fiscal Federal hasta el último momento. Pero ante esa realidad, debemos estar preparados para que proveamos la estabilidad económica y fiscal necesaria en el menor tiempo posible, de forma tal que recuperemos y ensanchemos el ámbito de gobierno propio que la aprobación de esta junta interrumpe.

Lo vamos a hacer desde la implementación, en dialogo con dicha Junta, de nuestro Plan Estratégico, el cual es uno basado no en fantasías y obsesiones ideológicas, sino en proyectos realistas y fiscalmente viables producto de la inclusión y la suma de los talentos y aspiraciones de los puertorriqueños y puertorriqueñas más allá de líneas partidistas, y no fundamentado en la exclusión, el partidismo extremo y la obsesión ideológica, que son los males que nos han traído aquí.

Para eso, hemos creado el Grupo de Trabajo para la Estabilidad y el Desarrollo, para colocar a nuestra colectividad y a nuestro gobierno en condiciones de poder interactuar desde el primer día con esa Junta mediante la adopción de un Plan Fiscal a 5 años que viabilice los objetivos de este Plan Estratégico y los armonice con las realidades fiscales de Puerto Rico. No puede haber ninguna consideración más importante que lograr estabilizar a nuestro país para superar nuestra crisis fiscal y encaminarnos nuevamente hacia el pleno desarrollo y la prosperidad.

PARTIDO NUEVO PROGRESISTA (Ricardo Rosselló)
Descarga el programa de gobierno
(PDF)

La Junta de Supervisión Fiscal, creada por virtud de la Ley de Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica (PROMESA por sus siglas en inglés), tiene el propósito de proveerle a Puerto Rico la ruta para alcanzar la responsabilidad fiscal y lograr nuevamente acceso a los mercados de capital. Compartimos estas dos metas y estamos seguros que trabajaremos de cerca y de manera colaborativa con la Junta durante este momento tan crítico en la historia política y económica de la Isla. También creemos que los miembros recién nombrados, con su carácter, compromiso, experiencia y juicio independiente, contribuirán a restaurar la credibilidad de Puerto Rico, lo cual representa la base para las próximas acciones a ser tomadas para Puerto Rico para lograr sustentabilidad fiscal y económica. Estamos completamente comprometidos a gobernar a Puerto Rico con total transparencia y respeto al estado de derecho una vez seamos electos. De igual importancia, estamos comprometidos a realizar la voluntad democrática del Pueblo de Puerto Rico de ponerle fin al estatus territorial actual e incorporar a Puerto Rico como un Estado de la Unión.

Como parte del diagnóstico y tratamiento de la crisis fiscal actual, hemos sido consistentes sobre la necesidad de incluir una estrategia coherente de desarrollo económico. Esta estrategia debe ir acompañada de herramientas que permitan alcanzar crecimiento económico real y sostenible, incluyendo el que Puerto Rico y sus residentes reciban trato igual en todos los programas federales.el que Puerto Rico y sus residentes reciban trato igual en todos los programas federales. A continuación te presentamos los trabajos que estaremos realizando en cumplimiento con la Ley Federal conocida como PROMESA, los cuales harán posible que el Gobierno continue al mando de la política pública y la gestión gubernametnal y que nuestros jóvenes, retirados y servidores públicos no se afecten.

Nuestros trabajos al amparo de la Ley Federal PROMESA:

1. Reformar. Transformar y hacer más eficiente el gobierno para mejorar la calidad de los servicios esenciales que se proveen, a un costo mucho menor 213 (sin afectar su nómina). Solicitaremos completar una evaluación exhaustiva de sobre los 340 servicios por 118 agencias y los gastos operacionales del Gobierno, para entender cuáles son esenciales y deben ser provistos por el gobierno, y cuales pueden ser descontinuados, consolidados, automatizados o delegados al sector privado, los municipios o el tercer sector. Esta evaluación, junto a nuestra propuesta de gobierno como empleador único, sentarán las bases para una distribución inteligente y efectiva de los recursos y una reducción de los gastos operaciones sin despedir empleados públicos. Hemos llevado a cabo este análisis por los pasados 4 años como parte de nuestro Plan para Puerto Rico y los presentaremos al Gobierno Federal como la alternativa viable para transformar a Puerto Rico.

2. Pago de la deuda. Reestructurar la deuda bajo condiciones sustentables y con el aval de nuestros acreedores. Según los datos financieros publicados por el gobierno, además de nuestra voluntad de reducir gastos, mejorar la captación de ingresos, y balancear el presupuesto, Puerto Rico tendrá que re-negociar con algunos acreedores para alcanzar un alivio a corto plazo del servicio de la deuda mientras estabiliza sus finanzas y logra sustentabilidad fiscal y económica. Nuestra posición siempre ha sido que estas negociaciones deben ocurrir de buena fe, basadas en libros abiertos y respetando las prioridades de pago establecidas por la Constitución de Puerto Rico y nuestro estado de derecho.

3. Retiro. Encaminar los sistemas de retiro hacia su solvencia y lograr que sean sostenibles a largo plazo, en beneficio de nuestra población retirada.

4. Expansión de la economía. Promover la expansión de la economía a través de un modelo donde el Gobierno facilite el desarrollo económico; es decir, el Gobierno implantará aquellas medidas que vuelvan a hacer de Puerto Rico un destino atractivo para la inversión del sector privado con iniciativas como: reforma contributiva, modernización de las leyes laborales, reducción de costos de utilidades y reforma de permisos, entre otros.

5. Transparencia. Nuestra administración será abierta y transparente, y expondrá los hechos y datos de manera rápida y responsable.

6. Informes financieros precisos, independientes y a tiempo, con proyecciones presupuestarias y estadísticas económicas exactas. La estructura actual para la proyección de ingresos, estadísticas y la contabilidad financiera es totalmente insuficiente. Tomaremos medidas inmediatas para mejorarlas y actualizarlas. El mercado está muy en sintonía y siempre tendrá sospechas sobre cualquier intento de retrasar o manipular la información con fines políticos creando una necesidad imperiosa para implementar una supervisión independiente, así como el apoyo técnico necesario por parte del gobierno federal en esta área.

7. Comunicación activa. En una crisis, las personas tienden a llenar cualquier vacío de información con los peores escenarios. Es fundamental participar activa y efectivamente con la prensa, los residentes, la legislatura local, los empleados del gobierno, las agencias de federales, los inversionistas y las compañías de clasificación crediticia. Proveeremos a cada participante del proceso la misma realidad de las circunstancias, en lugar de “afinar” el mensaje para cada audiencia.

8. Sentido de urgencia. Tomaremos las decisiones correctas dando prioridad a las acciones importantes que pueden hacer diferencias significativas. No nos dejaremos distraer por acciones de poco impacto, como tampoco permitiremos que la burocracia, los comités de estudio y la dependencia de consultores impidan el progreso de nuestras gestiones.

9. Medir el progreso. Recuperemos la confianza y comunicaremos un informe de avances cada mes. En este momento, no hay inversores dispuestos a creer a los representantes del gobierno. Transformaremos la percepción actual del gobierno demostrando su valía con medición de progreso constante, concreta y verificable.

10. Gestión de la deuda. No permitiremos que la deuda monopolice la agenda de la Administración. La deuda es un síntoma, no una causa del problema. La acumulación de la deuda amenaza con magnificar el problema, pero el desequilibrio estructural persistente entre los ingresos y gastos es el tema central.

11. Implacable enfoque en el buen manejo de los gastos e ingresos gubernamentales y en la mejora del entorno empresarial. Los líderes de Puerto Rico deben centrarse en el equilibrio entre los gastos e ingresos, lo que reduce el nivel de intervención gubernamental en la economía, proporcionando un entorno empresarial competitivo para los inversores y los empresarios locales y externos, con el objetivo de dirigir a Puerto Rico hacia la recuperación económica.

12. Liderazgo. El propio Gobernador tendrá injerencia directa en las reuniones de la Junta. Se necesita un Gobernador que pueda comunicarse en el mismo idioma que los miembros de la Junta y los funcionarios federales.

13. Simultáneamente gestionaremos enmiendas a la Ley Federal para que se base en una relación de colaboración digna, se incorporen elementos que propicien nuestro desarrollo económico y encamine una trasición hacia la Estadidad. A fin de atender todas estas premisas y establecer un marco de trabajo digno con el Gobierno Federal, proponemos la siguiente iniciativa:

Puerto Rico Debt Management Authority (PRDMA)  

Como un paso imprescindible para trabajar mano a mano con la Junta, restauraremos la confianza de los que quieren invertir en el futuro de nuestra Isla creando el Puerto Rico Debt Management Authority (PRDMA). Esta Autoridad llevará a cabo las negociaciones para lograr mejores términos en préstamos y aumentar la liquidez del fisco y se enfocará en las necesidades estratégicas, tanto en los fondos de pensiones, como en el crecimiento económico.

Esta Autoridad asegurará que se presente a los inversionistas informes financieros precisos, independientes y a tiempo, con proyecciones presupuestarias y estadísticas económicas exactas. Se centralizará la negociación y el manejo de la deuda del Gobierno en un ambiente de transparencia total y credibilidad. También, será una herramienta necesaria para el seguimiento de las reingenierías en las agencias y corporaciones públicas.

PARTIDO INDEPENDENTISTA PUERTORRIQUEÑO (María de Lourdes Santiago)
Programa de gobierno
 

No disponible en programa

PARTIDO DEL PUEBLO TRABAJADOR (Rafael Bernabe)
Programa de gobierno
 

El Congreso de Estados Unidos  sistemáticamente ha negado a Puerto Rico los poderes para poder emprender esa renegociación, privándonos hasta de recursos que tienen los municipios en dicho país. La creación de una Junta de Control Fiscal, lejos de garantizar tal renegociación habilitante, pretende imponer una reestructuración no negociada por el pueblo de Puerto Rico, de acuerdo a sus intereses. Por tanto, la lucha por una renegociación habilitante de la deuda tendrá que continuar luego de aprobado el llamado proyecto PROMESA y tendrá que darse como parte de una política de resistencia y desobediencia a las imposiciones de la Junta de Control Fiscal.

  1. Un gobierno del PPT tendrá como prioridad completar una auditoría ciudadana de la deuda para determinar qué parte de dicha deuda es ilegal, inconstitucional, corrupta o ilegítima y hará todas las gestiones necesarias para anular esa parte de la deuda y encausar a los responsables. La evaluación inicial realizada por un sub-comité del Comité para la auditoría creado por legislación ya ha señalado las posibles fuentes de ilegalidad de la deuda emitida a partir de 2014 (violaciones a las disposiciones constitucionales sobre presupuestos balanceados, margen prestatario y duración de la deuda, así como violación de las reglas de la Securities Exchange Commission).
  2. De igual forma suspenderá los pagos de la deuda hasta tanto se complete la auditoría y se renegocie dicha deuda de manera habilitante para el país.
  3. Advertirá al Congreso que dejar a Puerto Rico sin protección legal ante posibles demandas por impago desatará una batalla legal entre los mismos acreedores que tomará años y grandes recursos antes de que se dirima. Conviene extender esa protección hasta que la deuda pueda auditarse y renegociarse.
  4. Insistirá que toda renegociación de la deuda tendrá como prioridad la protección de las pensiones, de los servicios públicos que el país necesita y el logro de un desarrollo económico sustentable.
  5. Un gobierno del PPT, electo por el pueblo, se compromete a resistir y, de ser necesario desobedecer, cualquier imposición de organismos no electos por el pueblo de Puerto Rico, como la Junta de Control Fiscal, que atenten contra estos objetivos refrendados por el pueblo con su voto.

MANUEL “MANOLO” CIDRE
Programa de gobierno
(PDF) 

Reestructurar la deuda dentro del marco de una Junta de Control Fiscal (JCF) bajo la Ley “PROMESA”

La reestructuración de la deuda debe conducirse de forma transparente con todos los grupos de tenedores de deuda, reconociendo las limitaciones económicas de cada emisor y respetando los derechos constitucionales y contractuales de cada emisión. En ese contexto:

  • Reconocer que en corte, los bonistas tienen las de ganar haciendo valer sus derechos.
  • Restablecer la credibilidad con esa buena fe y transparencia y con un plan de reestructuración de gobierno que demuestre la intención de cumplir con las obligaciones
  • Aprovechar la moratoria (“stay”) de la deuda para acomodar las necesidades de cada liquidez de cada agencia para asegurar servicios esenciales
  • Recortes de principal en agencias y emisores insolventes, según lo requiere la situación de cada emisor
  • Respetar las deudas garantizadas por la constitución (GOs) y las que tengan garantías adecuadas. Esto permitirá el retorno más rápido a los mercados
  • Negociar otros términos ventajosos según las circunstancias lo permitan, incluyendo recompra de obligaciones a descuento de bonistas que no quieran participar de los bonos reestructurados
  • Cambiar el discurso de “crisis humanitaria” que deprime aún más la economía y aleja inversionistas y turistas.

ALEXANDRA LÚGARO
Programa de gobierno

La deuda del país debe ser auditada y reestructurada para remover los obstáculos que existen para el desarrollo económico pleno del país. Dicho proceso de reestructuración se llevará a cabo al amparo del marco legal del ‘Puerto Rico Oversight, Management, and Economic Stability Act’. Será fundamental durante esta etapa, establecer una colaboración directa y transparente con la Junta de Control Fiscal para con ello: proveer estabilidad fiscal al país, establecer presupuestos balanceados, obtener acceso a los mercados financieros a mediano y largo plazo a intereses razonables y lograr mejorar la percepción que se tiene del ambiente de negocios e inversión de Puerto Rico a nivel global.

 

Si te interesa el tema electoral, te recomendamos el curso en línea La Ley Electoral en Puerto Rico: Una introducción al marco jurídico de nuestro proceso de elecciones – 4.5 horas – [CONST-2015-104] – Aprobado por el Tribunal Supremo de Puerto Rico

 

 

Anuncios