Supremo federal: Héctor Martínez y Juan Bravo podrían ser sometidos a nuevo juicio exclusivamente por delito de soborno

Supremo federal: Héctor Martínez y Juan Bravo podrían ser sometidos a nuevo juicio exclusivamente por delito de soborno

Descarga el documento: Bravo-Fernández v. United States

Hechos
Juan Bravo Fernández fue acusado de sobornar al otrora senador, Héctor Martínez Maldonado. Se alegó que el entonces senador impulsó legislación a favor del empresario Juan Bravo, luego que este lo invitara a un viaje en la ciudad de Las Vegas. Un jurado los encontró culpables del delito de soborno pero los encontró no culpables por el delito de conspiración y por violaciones al “Travel Act”. El Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito revocó los dictámenes por instrucciones defectuosas con relación al delito de soborno (18 U. S. C. §666). Luego, los acusados argumentaron que no podían ser juzgados nuevamente por el delito de soborno (18 U. S. C. §666), porque el jurado los había encontrado no culpable de ese delito indirectamente, cuando el jurado los encontró no culpables del delito de conspiración para violar el 18 U. S. C. §666 y del “Travel Act” para violar el 18 U. S. C. §666.

El Tribunal de Distrito denegó la solicitud porque le veredicto fue uno inconsistente, en conformidad con United States v. Powell, 469 U. S. 57, 68 (1984). El Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito confirmó.

Controversia
La doctrina del “issue-preclusion” dispone que tanto en pleitos civiles como en criminales, cuando un asunto que dimana de un mismo hecho ha sido adjudicado por un dictamen válido y final por un Tribunal, el mismo asunto no puede ser litigado otra vez por las mismas partes en un pleito posterior. Eso se determinó en Ashe v. Swenson, 397 U. S. 436, 443 (1970).

La controversia del presente caso es la siguiente: ¿Aplica el “issue-preclusion” cuando un jurado emite veredictos inconsistentes, donde encuentra culpable de un delito y no culpable de otro delito, cuando los dos delitos dimanan del mismo núcleo de hechos y de la misma ofensa?

Opinión
La Hon. Ruth Bader Ginsburg emitió la opinión unánime del Supremo federal. Cuatro casos son importantes para entender esta decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Veamos:

(a) Green v. United States, 355 U. S. 184, 188 (1957): El Supremo federal manifestó que se violaba la cláusula de doble exposición cuando el Estado apela una determinación de no culpabilidad emitida por un jurado.

(b) Ashe v. Swenson, 397 U. S. 436 (1970): En dicho caso, Ashe fue acusado de participar en un robo contra unos jugadores de poker. El jurado absolvió a Ashe de haber robado a uno de los jugadores por falta de evidencia. Cuando el Estado intentó acusar de nuevo a Ashe por el robo a otro jugador, el Supremo federal indicó que dicha acusación violaba la cláusula de doble exposición porque ya había sido juzgado por esos mismos hechos.

(c) United States v. Powell, 469 U. S. 57, 68 (1984): En dicho caso, el Tribunal Supremo federal determinó que cuando un jurado emite veredictos inconsistentes no se aplicaría la doctrina del “issue-preclusion” porque no se puede saber qué fue lo que verdaderamente quiso decir el jurado. El razonamiento de la corte fue que el “issue-preclusion” está predicado en que los jurados emiten sus veredictos razonablemente y de manera informada.

(d) Yeager v. United States, 557 U. S. 110, 121–122 (2009): En dicho caso, un jurado encontró no culpable a un acusado de fraude y no pudo llegar a un veredicto en otro delito dimanante de los mismos hechos. El Supremo federal determinó que los jurados “hablan” a través de los veredictos que logran emitir. Cuando un jurado logra emitir un veredicto de no culpabilidad en un delito, pero no logra emitir un veredicto en otro cargo, el jurado no expresa la razonabilidad de porque no emitió el veredicto. No obstante, el delito que el jurado decidió absolver sí impide que se procese criminalmente de nuevo a la persona por los mismos hechos en otro pleito.

En el presente caso, el Tribunal Supremo federal indicó que los acusados no pudieron rebatir el peso de la prueba para demostrar que el jurado los había absolvió del delito de soborno (18 U. S. C. §666) porque los veredictos del jurado fueron inconsistentes e irreconciliables. Por consiguiente, aplica en este caso el pronunciamiento de United States v. Powell, 469 U. S. 57, 68 (1984) y no de Yeager v. United States, 557 U. S. 110, 121–122 (2009).

No obstante, el gobierno federal no puede volver a acusar a Juan Bravo Fernández y a Héctor Martínez Maldonado del delito de conspiración y del delito de violar el “Travel Act”. Lo contrario constituiría una violación a la cláusula de doble exposición. El Supremo manifestó que los acusados obtuvieron una victoria, al conseguir un nuevo juicio exclusivamente por el delito de soborno (18 U. S. C. §666).

por Joel Pizá Batiz

 

A %d blogueros les gusta esto: