Demandan a Chipotle por contaje de calorias falso en su nuevo burrito de chorizo

Demandan a Chipotle por causa de su nuevo burrito de chorizoLa cadena de restaurantes de comida rápida Chipotle enfrenta una nueva demanda, esta vez por causa de su nuevo burrito de chorizo. El pasado 16 de diciembre, tres clientes de la cadena presentaron una demanda en el Tribunal Superior de Los Ángeles , en la que alegan que fueron engañados al consumir el mencionado burrito, puesto que este tenía más calorías de lo anunciado en la publicidad.

Lee la demanda (PDF)

Los demandantes, Edward Gurevich, Young Hoon Kim y David Desmond aseguran que el restaurante instaló un anuncio en cada negocio donde promueve su nuevo burrito de chorizo, invitando a probarlo y anunciando sus ingredientes. Entre los ingredientes anunciados se encuentran pollo picante, salchicha de cerdo con arroz blanco, habichuelas negras, salsa de tomate fresca y queso. El final del anuncio lee: “300 calorías”.

Los demandantes alegan haber entendido que las 300 calorías se referían al alimento anunciado en su totalidad y confiaron en dicha información para tomar la decisión de adquirirlo. Desmond en particular alega que una vez consumió el burrito, se dio cuenta –por la sentirse “excesivamente lleno”—que había sido engañado.

En lo que a Kim respecta, este indicó haber llegado al restaurante en busca de algo saludable, pues para él, su salud es un asunto relevante. Por esa razón eligió el burrito de chorizo anunciado, pues se le representó que este contenía solo 300 calorías. Si no hubiera sido por este anuncio, Kim alega no hubiera comprado el burrito.

Por su parte, de acuerdo a Chipotle, su información de nutrición sobre el plato indica que un servicio solo de chorizo contiene 300 calorías, una vez se le añaden los otros ingredientes incluyendo la plantilla, el arroz y queso, las calorías aumentan a 1,055 – más de la mitad del consumo calórico sugerido por día.

Según los demandantes, el anuncio es una representación falsa, injusta y fraudulenta de representar falsamente los valores nutricionales de un producto, haciendo pasar por saludables alimentos que no lo son.

“La demandada Chipotle se ha involucrado y continúa involucrándose en un patrón de prácticas publicitarias injustas, ilegales y fraudulentas, anunciando valores nutricionales falsos en sus productos de menú, menús en línea y en campañas mediáticas, sabiendo que o habiendo tenido que saber que eran falsas y engañosas”, dice la demanda

Por esa razón los demandantes persiguen daños compensatorios no específicos, según reseñó Ars Technica.

A %d blogueros les gusta esto: