Anuncios

Supremo aclara foro para revisar determinaciones de Junta de Subastas de la UPR

UPR Río Piedras

Foto: Recinto de Río Piedras de la UPR (Facebook)

Descarga el documento: CIC Construction Group, S.E. y otros v. Junta Revisora de Subastas de la Administración de Servicios Generales y otros

I. Controversia
La controversia del presente caso es la siguiente: La revisión de una determinación de la Junta de Subastas de Mejoras Permanentes de la Universidad de Puerto Rico, ¿le corresponde en primera instancia al Tribunal de Apelaciones o, por el contrario, se debe acudir ante la Junta Revisora de Subastas de la Administración de Servicios Generales?

II. Opinión
El Hon. Roberto Feliberti Cintrón emitió la opinión del Tribunal. En síntesis, el Supremo determinó que cualquier parte inconforme con una determinación de la Junta de Subastas de Mejoras Permanentes de la Universidad de Puerto Rico (JSMP-UPR) deberá acudir al Tribunal de Apelaciones y no ante la Junta Revisora de Subastas de la Administración de Servicios Generales (JRS-ASG).

Explicó que en el año 2011, se aprobó el Plan de Reorganización con el propósito de brindar uniformidad y agilizar los procesos en la Autoridad de Servicios Generales (ASG) relacionados al trámite de compras y adquisición de bienes y servicios no profesionales para la Rama Ejecutiva. Pero la definición de “Rama Ejecutiva” excluía a la Universidad de Puerto Rico (UPR). El aludido Plan consta de tres esquemas: (1) lo relacionado a la logística y formalidades requeridas para efectuar las compras del Gobierno; (2) se estableció el Registro Único de Licitadores (RUL), y (3) se encomendó su funcionamiento a la ASG. Por último se creó la JRS-ASG para que revisara las determinaciones de la ASG.

No obstante, en el Artículo 3 y 22 del referido Plan, se le reconoció igualmente a las corporaciones públicas y a los municipios el derecho a utilizar de manera voluntaria los métodos de adquisición dispuestos por la ASG. El Supremo manifestó que el Artículo 40 del Plan de Reorganización dispone que la inscripción en el Registro Único de Licitadores es obligatoria para “[t]oda persona natural o jurídica interesada en entrar en el mercado de adquisición de bienes y servicios de la Rama Ejecutiva, las corporaciones públicas y municipios del Gobierno de Puerto Rico…”.

El Hon. Roberto Feliberti Cintrón adujo que, aunque el Plan por vía de excepción en su Artículo 22 permite que entidades gubernamentales excluidas por el propio Plan (como la UPR) puedan aprovecharse de los trámites de compra implementados por la ASG, la excepción procede solamente cuando se satisfacen dos requisitos: (1) mediante un acuerdo, y (2) para procurar bienes y servicios no profesionales a través de los procesos establecidos por la ASG. El Supremo coligió que ambas condiciones se encuentran ausentes en el presente caso.

Por otro lado, el Supremo señaló que, aún asumiendo que la UPR hubiese cumplido con los requisitos del Artículo 22, el requerimiento de información relacionado al Registro Único de Licitadores (RUL) per se, no implica que la JSMP-UPR haya consentido a una revisión por parte de la JRS-ASG. El Supremo destacó que no existe evidencia de algún acto deliberado por parte de la JSMP-UPR que sustente su intención de acogerse a los procesos relacionados a la JRS-ASG.

Finalmente, el Hon. Roberto Feliberti Cintrón sostuvo que el trámite de cualificar a los proponentes mediante el “Request for Qualifications” (RFQ), la JSMP-UPR simplemente requirió verificar que no estaban impedidos de contratar con el Gobierno de Puerto Rico. Sin embargo, el Supremo acentuó que ello no implica que la adjudicación que eventualmente haga la JSMP-UPR, relacionada a una propuesta, estará sujeta a la jurisdicción de la JRS-ASG.

III. Suplemento fáctico
La Junta de Subastas de Mejoras Permanentes de la Universidad de Puerto Rico (en adelante “JSMP-UPR”) publicó un Aviso de Solicitud de Cualificaciones con el propósito de seleccionar empresas aptas para someter propuestas para la construcción de las instalaciones de los Laboratorios de Neuroplasticidad y Síntesis Química, así como las instalaciones de un Vivarium, en el Edificio de Ciencias Moleculares de la Universidad de Puerto Rico (UPR). De nueve solicitantes, únicamente las tres empresas que obtuvieron la mejor puntuación se certificaron como cualificadas para posteriormente someter propuestas. Estas fueron: (1) Aireko Construction Corp. (Aireko); (2) F&R Construction Group., Inc. (F&R) y (3) CIC Construction Group, S.E. (CIC).

Luego de suscitados múltiples hechos procesales, la JSMP-UPR seleccionó a la compañía CIC y el 26 de octubre de 2015, la JSMP-UPR emitió un primer Aviso de Adjudicación de la Propuesta Sellada a favor de CIC. El documento no detalló las razones para la selección y se apercibió un término equivocado y más corto que el aplicable para los afectados tramitar una solicitud de reconsideración.

Inconforme, Aireko solicitó reconsideración ante la JSMP-UPR. No obstante, la compañía F&R acudió directamente al Tribunal de Apelaciones. Eventualmente, la JSMP-UPR dejó sin efecto la determinación impugnada y ordenó a la JSMP-UPR emitir un nuevo aviso de adjudicación del proyecto. El 23 de diciembre de 2015, la JSMP-UPR notificó un segundo Aviso de Adjudicación de la Propuesta Sellada (RFP) y selecionó nuevamente a CIC. Se anejaron al aviso las tablas preparadas para cada uno de los tres (3) participantes, donde se desglosó la puntuación otorgada por el Comité Evaluador en los renglones concernientes a los componentes técnicos (Technical Evaluation Criteria), se incluyeron los puntos concedidos a base de los precios sugeridos por los proponentes conforme a una fórmula (Price Evaluation Criteria) y se consideró la reputación e integridad comercial de los proponentes.

Aireko y F&R solicitaron reconsideración. Aireko también presentó una solicitud de reconsideración ante la Junta Revisora de Subastas de la Administración de Servicios Generales (JRS-ASG). El 15 de enero de 2016, el Panel de Reconsideración #2 de la JSMP-UPR denegó ambas solicitudes de reconsideración. Inconformes, ambas compañías acudieron al Tribunal de Apelaciones. Estando pendiente dichos pleitos ante el Tribunal de Apelaciones, la JRS-ASG concluyó que tenía jurisdicción para atender la reconsideración presentada por Aireko. No obstante, por entender erróneamente que aún quedaba pendiente una solicitud de reconsideración ante la JSMP-UPR, decidió esperar a que concluyera este trámite administrativo para entonces resolver el asunto planteado por Aireko.

El 2 de marzo de 2016, la JSMP-UPR sometió una Moción Informativa al Tribunal de Apelaciones notificando que el 1 de febrero de 2016, el System for Award Management del Gobierno de Estados Unidos había publicado un Exclusion Summary, alertando que Aireko quedaba inelegible de participar en contratos en que se utilicen fondos federales mientras se realizaba la investigación pertinente a los hechos antes relatados. Luego, CIC le solicitó al Tribunal de Apelaciones que desestimara el recurso presentado por Aireko por académico a base de su alegada inelegibilidad. Mediante Sentencia de 10 de marzo de 2016, el Tribunal de Apelaciones adoptó las expresiones de la JRS-ASG en su Resolución de 17 de febrero de 2016. El Tribunal de Apelaciones dictaminó que, a pesar de la UPR estar excluida de las disposiciones del Plan de Reorganización, ésta se acogió voluntariamente a los procesos del Registro Único de Licitadores (RUL) por utilizar o beneficiarse de alguna manera de este Registro para cualificar a los licitadores. En síntesis, el Tribunal de Apelaciones coligió que le correspondía a la JRS-ASG resolver los cuestionamientos relacionados a la reputación e integridad comercial de Aireko para poder competir en la propuesta.

El 16 de marzo de 2016, la JRS-ASG paralizó toda acción relacionada a las propuestas del proyecto en controversia y anunció que pronunciaría su decisión sobre la impugnación de Aireko en 30 días a partir del 11 de marzo de 2016.

El 31 de marzo de 2016, CIC presentó ante el Tribunal Supremo de Puerto Rico una solicitud de Certificación Interjurisdiccional acompañada de una Moción en Auxilio de Jurisdicción mediante las cuales cuestionó la jurisdicción de JRS-ASG para intervenir en la adjudicación objetada por Aireko.

por Joel Pizá Batiz

Anuncios