Rama Judicial ante vistas públicas de presupuesto 2017-2018

La Rama Judicial de Puerto Rico reafirmó ayer ante la Asamblea Legislativa su compromiso de colaborar para enfrentar la crisis fiscal que atraviesa el País mediante la adopción de medidas que promuevan la eficiencia, la transparencia y el acceso a la justicia. El Director Administrativo de los Tribunales, Hon. Sigfrido Steidel Figueroa, destacó ante la Comisión de Hacienda, Presupuesto y de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico de la Cámara de Representantes, la importancia de que la Rama Judicial cuente con los recursos adecuados para continuar sirviendo a la comunidad con agilidad y efectividad y cumplir con su función constitucional.

“Consideramos que la suma total recomendada por el Poder Ejecutivo como presupuesto de la Rama Judicial —esto es, $340.9 millones—, reconoce la importancia de dotar al Poder Judicial de Puerto Rico de recursos adecuados en el contexto de la precaria realidad fiscal. Esa cantidad es análoga a la que actualmente recibimos y en este sentido, nos permitiría tener una operación funcional en el próximo año fiscal, aunque será necesario hacer ajustes adicionales por el aumento del costo de servicios y de distintas obligaciones”, expresó el Director de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT).

Por otro lado, aclaró que el presupuesto recomendado para el Año Fiscal 2017-2018, contempla un estimado de ingreso de $24.3 millones por concepto de aranceles que se distancia sustancialmente del estimado de la Rama Judicial de ingresos por ese concepto.

“Sin embargo, es importante destacar que el estimado previsto para los fondos especiales dista de la experiencia histórica reciente y de nuestros estimados, por lo que anticipamos que los fondos especiales no alcanzarán la suma de $24.3 millones. De ello ocurrir, la Rama Judicial no contará con el presupuesto total recomendado que el Poder Ejecutivo reconoce que es necesario para nuestras operaciones”, puntualizó el Director de OAT al tiempo que indicó que la proyección de la Rama Judicial del recaudo por concepto de aranceles para el próximo año fiscal es de $14 millones.

Steidel Figueroa destacó en su ponencia que el presupuesto de la Rama Judicial ha sufrido una reducción acumulada por los pasados tres años fiscales de $161 millones. De igual forma recordó que durante ese periodo se han adoptado medidas de ahorros y control de gastos que han generado economías de casi $60 millones. Entre esas medidas resaltó la reducción del personal transitorio, la reducción del bono de navidad del personal, la eliminación del pago de exceso por licencia de enfermedad, la renegociación de contratos de arrendamiento, el traslado de operaciones de sedes judiciales (incluyendo la OAT y el Tribunal de Apelaciones), la reducción de contratos por servicios profesionales, la implantación de un plan de cierres en determinadas fechas y la implantación de proyectos de tecnología que generan ahorros y aumentan la eficiencia de sus operaciones.

“Aun con limitaciones, la nueva realidad económica no ha impedido trazar y ejecutar un plan de trabajo que atienda los tres pilares de la administración judicial definidos por la Jueza Presidenta, Hon. Maite D. Oronoz Rodríguez: eficiencia, transparencia y acceso a la justicia” expresó Steidel Figueroa.

Entre los proyectos encaminados a mejorar la eficiencia en la administración del sistema de justicia destacó el Módulo de Notificación Electrónica en los Tribunales, el Sistema de Videoconferencia entre Vieques y Fajardo y el Módulo de Órdenes de Arresto en Ausencia. Otros proyectos resaltados fueron el Proyecto de Especialización para la Atención de Casos de Violencia Doméstica y los Proyectos de educación y orientación desarrollados por la Oficina de Educación y Relaciones con la Comunidad dirigidos a estudiantes y a personas adultas.

Steidel Figueroa fue enfático al consignar que la Rama Judicial tiene un compromiso firme de contribuir en la búsqueda de soluciones ante los tiempos de crisis que enfrenta Puerto Rico y resaltó la importancia de que el País cuente con un sistema judicial robusto para lograr su recuperación económica.

“Las estrategias de inversión y de crecimiento económico del País dependerán, en buena medida, del éxito y la eficiencia que demuestre el Poder Judicial de Puerto Rico para cumplir con su rol constitucional. No es trivial, por lo tanto, afirmar que Puerto Rico necesita un Poder Judicial robusto como parte del escenario para enfrentar con éxito los problemas que nos aquejan”, concluyó.

 

A %d blogueros les gusta esto: