Solicitan que fondos federales sean destinados a la restauración del Caño Martín Peña

El senador por San Juan, Miguel Romero Lugo, confirmó hoy que logró la aprobación de una resolución que le solicita al Gobernador Ricardo Rosselló Nevares, y al Secretario de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, que adjudiquen una porción de los fondos asignados a la Isla a través del Departamento de Vivienda federal bajo el programa Community Development Block Grant (CDBG), para que se continúen los proyectos que impactan directamente a las comunidades del Caño Martín Peña.

La Resolución Concurrente del Senado 51, radicada por Romero Lugo, puntualiza que los fondos federales asignados para restaurar viviendas y negocios afectados por el impacto de los huracanes Irma y María ascienden a unos $18,500 millones. “La asignación de estos fondos, sin duda, contribuirán enormemente a lograr la revitalización de las comunidades circundantes al Caño”, de acuerdo con el senador.

Asimismo, Romero Lugo explicó que “la devastación causada por el huracán María ha empeorado la situación en la que viven miles de familias alrededor del Caño Martín Peña. De hecho, se estima que más de 1,200 familias perdieron su techo parcial o completamente, y otras 75 sufrieron pérdidas totales de su hogar. Esta situación, en combinación con las inundaciones sufridas por la falta de dragado, han empeorado el problema de salubridad que ya existía en la zona”.

La Corporación del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña es el ente encargado de ejecutar el Plan para el Distrito de Planificación Especial del Caño Martín Peña, y entre otros proyectos, es el patrocinador no federal del Proyecto de Restauración Ecológica del Caño Martín Peña, el cual supone una inversión de $215 millones. Entre los beneficios de la restauración se destaca su misión de mejorar la calidad de vida de miles de personas que residen en las comunidades aledañas al Caño, cuyas casas, escuelas y calles se inundan frecuentemente con aguas usadas, contaminadas con coliformes fecales y bacterias patógenas, situación que se ha agravado considerablemente luego del paso de los huracanes Irma y María.

Romero Lugo indicó que “el paso del huracán María ha aumentado la urgencia que tiene el dragado del Caño, no solo para la salud y bienestar socio-económico de los residentes de esta zona, sino para la restauración de este ecosistema y el saneamiento de los bienes de dominio público marítimo-terrestres, que forma parte integral del Estuario de la Bahía de San Juan, y la protección de las áreas aledañas contra inundaciones”.

Finalmente, el también presidente de la Comisión de Gobierno del Senado, recordó que, “además de tener un impacto directo en la calidad de vida y salud de los miles de residentes de esta comunidad, estimados parciales indican que la restauración de este importante ecosistema inyectaría alrededor de $587 millones a la economía de Puerto Rico, y crearía alrededor de 4,525 empleos directos e indirectos anuales durante la etapa de construcción”.

A %d blogueros les gusta esto: