¿Puede Roseanne Barr demandar por la cancelación de su programa?

Durante el pasado mes de mayo, la actriz Roseanne Barr, principal actriz de la serie americana de comedia “Roseanne”, escribió un tweet que provocó que la cadena ABC cancelara el estreno de la nueva edición de este.

Barr escribió acerca de Valerie Jarrett, una asesora de la administración del ex presidente Barack Obama, quien es natural de Irán. Barr escribió: “muslim brotherhood & planet of the apes had a baby=vj“, utilizando las iniciales de Jarrert.

ABC reaccionó anunciando la cancelación del programa y explicando que el tweet era repugnante, aborrecible e inconsistente con los valores de la cadena. La decisión permaneció a pesar de la disculpa pública que Barr extendió a Jarrett.

Luego del incidente, se ha discutido públicamente si la actriz tiene una causa de acción para demandar por violación a su derecho constitucional a la libertad de expresión.

Diversos abogados han discutido la posibilidad, anotando la importancia de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que impide que el gobierno interfiera con el derecho a la libre expresión de las personas. No obstante, según Michael LeRoy, profesor de Relaciones Laborales en la Universidad de Illinois, su protección no cubre las consecuencias que pudiesen sufrir empleados privados. “Los empleados privados no tienen la protección de la Primera Enmienda, a pesar de que a menudo piensen erróneamente que sí”, explicó LeRoy.

Por otro lado, según LeRoy, aunque Roseanne fue filmada en California -donde la ley protege a los trabajadores de ser despedidos en base a sus opiniones políticas- en ese estado, un empleado que participe en una actividad política que cree un conflicto de intereses con su empleador no estaría protegido.

“En cualquier caso, ABC se encuentra en Nueva York, y los contratos a menudo designan el estado de la sede como el lugar para entablar una demanda. Nueva York no tiene las mismas protecciones amplias a la expresión en el ámbito laboral que California”, puntualizó LeRoy

Por otro lado, el abogado Michael Dougherty explicó a Prensa Asociada que es posible que el contrato de Barr, así como muchos contratos de artistas, contenga una cláusula moral que al ser violada permita dar por terminado el mismo. Estas cláusulas morales usualmente permiten que el patrono despida al empleado por emitir algún tipo de discurso que “tienda a conmocionar, insultar u ofender a la comunidad, a la moral pública, la decencia o provocar perjuicio en general contra el productor”. Este tipo de cláusulas, en ocasiones, le otorga derecho a las casas productoras de demandar por violación al contrato.

Por otro lado, los miembros del elenco también podrían tener una causa de acción o algún tipo de indemnización en sus contratos por una eventualidad como esta. Hay contratos que así lo proveen, mientras que otros consideran actos como el de Barr como fuera del control de la productora, por lo que podría exonerarla de tener que compensar a los actores del elenco o personal de producción, de recibir algún tipo de indemnización.

Todavía es incierto si Barr presentará algún tipo de acción contra ABC. De hecho, luego de disculparse y borrar su tweet original, Barr escribió otro tweet en el que expresó que las reacciones de sus seguidores la habían motivado a defenderse.

“Examinaré todas mis opciones con cuidado y les avisaré”, finalizó.

 

A %d blogueros les gusta esto: