Cómo obtener clientes cuando eres abogado “freelance”

La vida “freelance” no es nada fácil, mucho menos para los abogados, siendo esta práctica una saturada y con limitaciones a la hora de mercadearla. Toca tener mucho ingenio y arrojo para poder subsistir. Entre los miles de malabares que los abogados deben hacer, se encuentra el de precisamente, conseguir clientes.

A continuación algunos consejos para obtener clientes como abogado independiente:

  1. Establece qué tipo de práctica te gustaría llevar como “freelancer”: Antes de comenzar a darte a conocer, debes establecer qué tipo de práctica te gustaría llevar. Debes considerar identificar áreas de mayor oportunidad para abogados “freelance”. Por ejemplo, muchos abogados “freelance” trabajan dando apoyo a otros abogados más veteranos en el área de redacción de escritos. Muchos abogados con bastante tiempo en la práctica, se concentran en la litigación y no tienen tiempo para escribir mociones continuamente. Es usual que contraten abogados “freelance” para este tipo de trabajo. Si te interesa la práctica apelativa, pudieses ser de apoyo en oficinas pequeñas de abogados, que en ocasiones necesitan responder apelaciones o presentarlas. El definir qué tipo de trabajo harías te ayuda luego a promocionarte.
  2. Date a conocerHoy más que nunca las redes sociales te proveen una oportunidad gratuita o económica para promocionarte entre tus amistades y conocidos. Te darás cuenta que la mayoría de tus clientes serán personas conocidas o referidas por conocidos. De igual forma, desempolva esa lista de correos electrónicos que hace tiempo no usabas, y da a conocer tus áreas de práctica y la idoneidad de contratarte.
  3. Cultiva tus redes y haz “networking”Puede ser útil formar parte de alguna organización profesional de abogados de manera que puedas darte a conocer con abogados de práctica tradicional que requieran la asistencia de abogados independientes. Si algún conocido te refiere un cliente, no olvides agradecerlo de forma escrita… siempre deja una buena impresión.
  4. Sal de tu casa o de tu oficina: Algunos abogados “freelance” van a los tribunales para ver si conocen personas que requieran de sus servicios. También acuden al tribunal a conversar o conocer otros abogados que necesitan apoyo en sus oficinas. De igual forma, ofrecen sus trabajos a asociaciones profesionales o grupos que requieren los servicios de un abogado. Lo importante es no permanecer estático sin dar a conocer el trabajo que haces. Eso incluye anunciarse a través de medios de comunicación.
  5. Solicita trabajoA los abogados no se les entrena para vender sus servicios, cosa que puede hacer el camino un poco difícil para los “freelance”. El problema es que si no solicitas trabajo o haces las gestiones para obtenerlo, no lo tendrás. En ocasiones los bufetes publican anuncios solicitando abogados. Aunque no sea tu intención trabajar como empleado en una oficina, puedes enviar tu resumé aclarando que estarías disponible para una oportunidad como “freelance”.

Una vez tengas clientes, pasaste la primera fase. Luego viene la próxima que requiere de ti disciplina, organización y maximización de los recursos que tengas disponibles.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: