NOTICIAS

Rompe silencio juez Clarence Thomas en caso sobre discrimen racial

Durante los primeros 55 minutos de una argumentación oral celebrada en el Tribunal Supremo de Estados Unidos sobre el discrimen racial en la selección de jurados, los jueces parecían estar de acuerdo en una idea: que un fiscal blanco de Mississippi había violado la Constitución al excluir jurados negros en los seis juicios de Curtis Flower, un convicto de asesinar a cuatro personas en una tienda de muebles.

Una vez la abogada de Flowers terminó su argumento, el juez Clarence Thomas, famoso por ser reservado durante las argumentaciones orales, preguntó si el abogado de defensa de Flowers había excluido algún jurado. La abogada contestó que sí.

«¿Y de qué raza eran los jurados eliminados?», preguntó Thomas.

«Eran blancos», contestó la abogada.

El juez Thomas tiene el récord actual de mayor silencio en el estrado. La última vez que realizó algún tipo de preguntas fue en el año 2016, luego de haber estado una década sin preguntar. Sus explicaciones al respecto han variado. La última fue que no preguntaba por cortesía, ya que decía que los otros jueces preguntaban demasiado y eran groseros con los abogados.

La intervención de Thomas y la pregunta que este hiciera parece haber sido favorable para Flowers, cuyo caso ha atraído la atención pública. Varios jueces han opinado que el historial del fiscal, Doug Evans, es profundamente preocupante. El juez Samuel A. Alito Jr. lo llamó «inusual y realmente inquietante».

En los primeros cuatro juicios, que tuvieron lugar entre 1997 y 2007, el Sr. Evans utilizó las 36 exclusiones perentorias, que no requieren una justificación para evitar que personas de raza negra estuvieran en el jurado. Tres de esos juicios terminaron en condenas revocadas en apelación, y uno en juicio nulo.

Los registros oficiales del Tribunal no mostraban la composición racial del jurado para el quinto juicio, en 2008, pero el jurado incluyó nueve personas blancas y tres negras. Los jurados no pudieron acordar sentencia y el juez declaró el juicio nulo.

A través de los años, los tribunales de Mississippi han determinado que el fiscal había violado Batson v. Kentucky, una decisión del 1986 que crea una excepción a la regla de que las exclusiones perentorias son completamente discrecionales y no pueden ser cuestionadas. En Batson, el Tribunal determinó que la discriminación racial en la selección del jurado era diferente y que requería que los abogados señalados por ello demostraran una explicación no discriminatoria.

El juez Stephen G. Breyer describió las características de dos jurados potenciales, uno negro y otro blanco. Ambas eran mujeres en la medianía de los cuarenta años que habían completado un poco de universidad, estaban a favor de la pena de muerte y tenían algunas interacciones profesionales con los miembros de la familia del Sr. Flowers. El juez Breyer sugirió que la raza había sido el factor decisivo.

La jueza Elena Kagan pareció estar de acuerdo y señaló que el jurado potencial negro tenía un tío que trabajaba como guardia de prisión y un familiar que había sido víctima de un crimen violento. «Excepto por su raza», dijo la juez Kagan, «usted pensaría que este es un jurado que un fiscal querría en el jurado».

Los jueces respondieron de forma variada a si las razones ofrecidas por el Sr. Evans parecían ser pretextos para el discrimen racial. Pero hubo algo parecido a un consenso de que la conducta pasada del Sr. Evans inclinaba la balanza a favor del Sr. Flowers.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: