Abogada demanda a asociación por negar acomodo por PTSD en casos de agresión sexual

La Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) presentó una demanda contra la Asociación de Abogados de Defensores de Filadelfia alegando que la entidad discriminó a una defensora pública que experimentó problemas de salud mental, en parte, por representar a delincuentes sexuales.

La demanda, presentada el pasado 26 de abril en un tribunal federal de Filadelfia, afirma que la asociación violó la Ley ADA cuando no proporcionó un acomodo razonable a la abogada, Megan Pérez.

Pérez había sido diagnosticada con un trastorno depresivo mayor y un trastorno de estrés postraumático en agosto de 2017. Los síntomas fueron causados, en parte, por su trabajo representante delincuentes sexuales, indica la demanda.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Pérez comenzó a trabajar como abogada a tiempo completo para la Asociación de Defensores de Filadelfia en 2007. Durante su tiempo en la Asociación rotó a través de la mayoría de sus divisiones. En julio de 2012, se convirtió en supervisora ​​auxiliar de una sección en la que también defendía a menores acusados ​​de delitos sexuales, según la demanda. Posteriormente, fue promovida a supervisora ​​el año siguiente y luego asignada para atender casos de depredadores sexuales violentos en 2014. En 2017 esta fue transferida nuevamente a supervisar la sección de delitos sexuales juveniles. Fue ahí que comenzó su terapia y tomó una licencia por enfermedad.

En septiembre de 2017, Pérez le comunicó a sus supervisores que le gustaría volver a trabajar en enero de 2018, pero que no quería trabajar atendiendo casos de delitos sexuales. Los supervisores dijeron que podía trabajar en la unidad juvenil sin manejar los casos.

Pérez solicitó beneficios por incapacidad a largo plazo en octubre de 2017. Al mes siguiente, le informaron que iba a ser despedida porque el seguro de negligencia profesional (“malpractice”) no la cubriría por haber estado bajo licencia de enfermedad por un término prolongado.

Después de que Pérez protestó, sus supervisores dijeron que estaba siendo despedida porque consideraban que las recomendaciones de su terapeuta no incluían una fecha de retorno definitiva. La Asociación de Abogados de Filadelfia no ofreció a Pérez una transferencia o una reasignación a un puesto vacante como acomodo, según la demanda.

 

A %d blogueros les gusta esto: