Orden Ejecutiva define plan estratégico para el desembolso del CARES Act

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

La gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó la Orden Ejecutiva 2020-040 que adopta el Plan Estratégico de Desembolso de los $2,200 millones de la Ley de Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés).

La Orden Ejecutiva 2020-40 está disponible aquí.

 

La presentación con el plan de desembolso está disponible aquí.

El documento, preparado conforme a los parámetros establecidos por el Departamento del Tesoro Federal, contiene decenas de programas e iniciativas para atender las consecuencias directas e indirectas ocasionadas por la pandemia del COVID-19.

“Este Plan Estratégico tiene tres pilares principales: fortalecer los programas de pruebas, rastreo, aislamiento y tratamiento a pacientes o sospechosos de tener COVID-19; reactivar la economía y proteger los empleos; y mantener la continuidad en las operaciones gubernamentales para que los servicios al pueblo no se vean afectados”, indicó la gobernadora.

Vázquez Garced agregó que en los próximos días, las diversas entidades gubernamentales a cargo de cada programa o medida estarán anunciando el proceso para que las personas puedan presentar sus solicitudes para beneficiarse de estos incentivos.

Entre las iniciativas y medidas incluidas en el Plan Estratégico para asistir al sector privado, la primera ejecutiva destacó un incentivo de $1,000 para los individuos que trabajan por cuenta propia, un incentivo de $5,000 para las pequeñas empresas con entre dos y 49 empleados y un incentivo de $10,000 para aquellas empresas que tengan hasta 500 empleados.

Además, incluye un programa con $350 millones para reembolsarle al sector privado parte de la nómina que han continuado pagando durante la emergencia, a pesar de la interrupción de operaciones y se separan $10 millones para brindar talleres y adiestramientos a las pequeñas y medianas empresas en temas relacionados al COVID-19.

Por otro lado, se incluyen $150 millones para brindar asistencia de emergencia a los hospitales privados para aquellos gastos relacionados al COVID-19 y $50 millones para los mismos propósitos con respecto a la industria del turismo.

Además, se destinan $150 millones para la compra de pruebas de COVID-19 y para el programa de contact tracing a pacientes o sospechosos de tener COVID-19. También se separan $100 millones para la compra de materiales y equipo de protección para ser distribuido a todas las oficinas gubernamentales.

De igual manera, se asignan $100 millones para ser transferidos a los municipios para gastos elegibles relacionados al COVID-19 y $150 millones para brindarle liquidez al Fondo de Desempleo del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).

Asimismo, se destinan $485,625,863.80 para gastos futuros y reembolsos al Fondo General y a la Reserva de Emergencia por gastos elegibles.

Finalmente, se incluyen $40 millones para el programa de trabajo a distancia del gobierno, $40 millones para el programa de telemedicina, $10 millones para gastos en las prisiones de la isla y $5 millones para el programa de asistencia a personas sin hogar.

El director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF), Omar Marrero Díaz, destacó que el Plan Estratégico establece un balance entre las necesidades ocasionadas por la emergencia de salud pública y los fondos necesarios para brindar asistencia de emergencia a nuestra economía.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: