Nueva ley prevendrá facturas sorpresas por servicios médicos

La gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó la Ley 134 de 2020, mejor conocida como la Ley de protección al paciente ante las facturas médicas sorpresa que establece protecciones contra la facturación no esperada por parte de los planes de salud por servicios fuera de la red de proveedores.

Síguenos en Twitter #eLegislativo

La Ley 134 de 2020 propone atender las llamadas “facturas sorpresa” en la facturación de los planes de salud, estableciendo protecciones al consumidor, transparencia, control de costos y responsabilidad a partir de los servicios recibidos fuera de la red de proveedores.

Según expone la ley, las llamadas “facturas sorpresa” surgen cuando —por ejemplo— un paciente en una emergencia acaba en un hospital que no está en la red de su asegurador o, incluso, cuando para una cirugía programada en un hospital dentro de la red le toca un médico, cirujano o anestesiólogo que no está dentro del plan del paciente.

Esto, debido a que cuando los proveedores de atención médica están fuera de la red del plan, los cargos por los servicios pueden solo estar parcialmente cubiertos o no estar cubiertos en lo absoluto, según el tipo de seguro y el diseño de los beneficios.

Además, se destaca que en algunos casos, los servicios particulares (por ejemplo, ciertas pruebas de laboratorio) o productos (por ejemplo, ciertos medicamentos recetados) pueden no estar cubiertos por un plan de salud.

Por tanto, las facturas por los servicios que rindieron esos profesionales que no están en la red del plan de salud del paciente pueden ascender a decenas de miles de dólares, afectando así a los pacientes y sus familias.

Una encuesta realizada en el 2018 por Kaiser Family Foundation encontró que al 67% de las personas les preocupa no poder pagar una factura médica inesperada, por encima del temor de no poder pagar por los medicamentos recetados, las primas o deducibles de su seguro de salud o los gastos básicos como los alimentos, el alquiler, la hipoteca y el combustible.

Según la encuesta, el 57% de los adultos estadounidenses se han sorprendido por una factura médica que pensaron que estaría cubierta por un seguro y el 20% indicó que sus “facturas sorpresa” fueron el resultado de que un médico no era parte de la red.

Entre los encuestados que indicaron haber sido sorprendidos por facturas médicas en el pasado, los cargos fueron con mayor frecuencia por servicios médicos (53%), seguidos de cerca por pruebas de laboratorio (51%).

Otras fuentes comunes fueron los cargos de hospitales u otros centros de atención médica (43%), estudios de imágenes (35%) y medicamentos recetados (29%).

Según indica la medida, de la autoría del presidente senatorial Thomas Rivera Schatz, en Puerto Rico los consumidores (y aseguradoras) continúan reportando cargos exorbitantes por parte de ciertos profesionales e instalaciones de la salud por concepto de servicios fuera de la red, incluyendo en la facturación del saldo.

Además, en ciertos casos se remiten a cobro, lo que redunda en el aumento en los costos de los servicios y seguros de salud, y en más sacrificios a los consumidores de la atención médica.

Esta medida fue aprobada en ambos cuerpos legislativos en votaciones unánimes, firmada por la primera ejecutiva el 1 de septiembre de 2020 y será efectiva en 60 días desde la firma de la gobernadora.

Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: