Legisladores y sector médico evalúan efectos de medidas sobre salud en sesión extraordinaria

Por Daniel Rivera Vargas

Al menos cinco de los 26 proyectos y una de las resoluciones conjuntas que se evalúan en la sesión extraordinaria que convocó la gobernadora Wanda Vázquez Garced están relacionadas a temas de salud.

El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Ángel “Chayanne” Martínez, adelantó a Microjuris.com que no habrá tiempo para vistas públicas en el periodo de la extraordinaria, pero se estarán celebrando reuniones con grupos interesados, así como con asesores suyos y del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

Una de las medidas medulares es el Proyecto del Senado 1437, que elimina la actual Administración de Seguros de Salud (ASES) y crea una subsecretaría bajo el Departamento de Salud (DS).

Martínez señaló que lo que se busca atender es el retraso actual en el pago a los proveedores de salud al sacar a las aseguradoras del proceso de pago, y entregándole directamente al DS la responsabilidad de hacer estos pagos.

Otra medida de gran peso es la Proyecto del Senado 1485 que crea una inmunidad para los médicos en los centros de trauma. Martínez sostuvo que cree en la disposición y que ya él trabajó proyectos similares en el pasado.

“Esta ley protege a estos profesionales de salud que salvan vidas. A veces la gente es insensible, inconforme. Si tú tienes un accidente de carro, y te chavaste to’, te rompiste la costilla, el fémur, la rodilla, viene esta persona te salva la vida y no quedaste caminando al 100% porque después de eso no puedes quedar caminando al 100% y luego demandan de forma frívola. Esta medida protege a los médicos de esas demandas”, indicó.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

Mientras, el Proyecto de la Cámara 2581 convierte en conducta delictiva el no usar mascarillas cuando así lo disponga una orden ejecutiva, como se promueve en la actualidad para enfrentar la pandemia del COVID-19.

Según explicó Martínez, el proyecto sería evaluado en primera instancia en la Comisión de Seguridad Pública del Senado, pero que tiene su respaldo.

“Yo entiendo que se debe ser más restrictivo porque se debe tomar en consideración el momento que estamos viviendo en la pandemia. Hay mucha gente irresponsable por ahí. Entiendo que el ciudadano debe ser responsable y también los comerciantes”, explicó el senador.

El COVID-19 ha causado la muerte de sobre 500 personas en Puerto Rico y diariamente se registran cientos de contagios nuevos confirmados por el DS.

ALIVIO POR GASTOS DURANTE LA PANDEMIA

En temas relacionados al COVID-19, la gobernadora incluyó la medida A 139 para permitir que el Departamento de Hacienda provea préstamos a ciertas entidades públicas para sufragar los gastos de atender la pandemia. Martínez apoyó la medida porque tiene el efecto de dar un alivio económico en medio de los gastos causados por la enfermedad.

También avaló el Proyecto de la Cámara 1969, que nivela la cantidad de créditos de educación continua de los acupunturistas con los demás profesiones de salud.

El senador sostuvo que el jueves habló de la medida con su autora, la vicepresidenta de la Cámara, Lourdes Ramos.

PROPONEN ATENCIÓN A MEDIDA SOBRE ASES

Mientras, el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, el doctor Víctor Ramos, señaló que la medida que hay que mirar con detenimiento es la de pasar ASES al Departamento de Salud.

Aunque en principio apoya la idea, sostuvo que habrá que ver en detalle cómo queda estructurada, y para eso tiene pendientes reuniones con sus abogados y cabilderos.

“Es un proyecto complejo. No es fácil. Probablemente, uno esté a favor de una cosa, en contra de otras. Se someterán las enmiendas necesarias”, indicó.

“Hay un issue, cuando uno va a Washington. Siempre mencionan lo raro de que nosotros somos una de dos jurisdicciones donde el state agency (agencia estatal) no es el que maneja los fondos del programa Medicaid. Aquí es ASES. No es el Departamento de Salud, que sería el state agency“, señaló.

“Eso era como un side complaint (queja menor). No es la preocupación principal, pero uno ha visto cómo esto ha ido subiendo en la preocupación. Sobre todo, luego del arresto de la directora (Angie Ávila, acusada en un caso de corrupción a nivel federal) y este tipo de cosas. Pero, ciertamente, hay que trabajarlo”, expresó.

Su preocupación principal es que ASES tiene una independencia fiscal y administrativa que debería mantenerse, aún cuando sus funciones pasen a Salud.

Sobre el proyecto que penaliza el no usar las mascarillas, Ramos dijo que lo apoya porque es cónsono con una declaración conjunta reciente que cuenta con el apoyo del Colegio y porque elimina la objeción de algunos abogados de que la orden ejecutiva no puede crear delitos.

“Aunque el gobierno en la ley de (el Departamento de) Seguridad Pública estableció que la violación de una orden ejecutiva en medio de una emergencia sí constituye delito, como eso es general, digamos, debe haber una prohibición especifica”, sostuvo.

Otra medida coloca a todos los grupos médicos a tomar 60 créditos de educación continua cada tres años.

El presidente explicó que en la actualidad a los acupunturistas se le exige tomar 75 créditos adicionales, lo que definió como una “sobrecarga de créditos”.

También apoyó la inmunidad para los médicos de centros de trauma. “Es donde se practica la medicina más agresiva por el tipo de situaciones que atienden y mucha gente no hace esas prácticas porque se necesita la inmunidad. Nosotros estamos de acuerdo”, afirmó.

Ramos apoyó la Resolución Conjunta del Senado 592, que permite tomar préstamos. No se expresó sobre la medida A 140, relacionada a requisitos para aspirantes a la quiropráctica porque “eso es otra profesión”.

El portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, dijo que el efecto de esta medida que elimina ASES es detrimental porque mantiene el sistema actual dependiente de intereses privados en el Salud y se convierte en patrono sucesor de la agencia que desaparecería.

“Es desvestir a un santo para vestir otro. Es el mismo esquema de modelo de salud privatizadora que existe hoy”, expuso.

Márquez también criticó el proyecto sobre límites en demandas de impericia.

El representante sostuvo que históricamente el PIP rechaza estas limitaciones a los derechos de las víctimas y agregó que incluso hay planteamientos de que la actual inmunidad del Estado, que limita el monto de las demandas judiciales, es inconstitucional.

“En la medida que se amplían estas protecciones, esto va en perjuicio de las personas que sufren daños”, dijo Márquez.

UNA PENA MUY ALTA, PLANTEAN

Márquez destacó que apoya al 100% que, en medio de la pandemia se usen mascarillas en lugares públicos, pero que el efecto de la medida sobre mascarilla es que expone a ciudadanos a una dura pena de hasta seis meses de cárcel o $5 mil de multa.

“Es una pena que causa preocupación”, dijo el abogado Márquez. “El Estado debe intervenir, pero sobre todo concienciar, promover y educar”.

“Es demasiado punitiva… Aunque hay quien diga que en la práctica no se imponen este tipo de penas, aún así estaría constituido como delito”.

Agregó que tiene que estudiar el proyecto sobre requisitos a los quiroprácticos y el de los préstamos relacionados a COVID. También dijo que endosa la medida que iguala los requisitos de educación continua de los acupunturistas con las de otras profesiones de salud.

A %d blogueros les gusta esto: