NOTICIAS

Proponen nuevo registro de cabilderos del gobierno de Puerto Rico

El pasado presidente de la Cámara de Representantes, Carlos «Johnny» Méndez Núñez y el actual presidente de cuerpo, el representante Rafael «Tatito» Hernández Montañez radicaron el Proyecto de la Cámara 31 para crear el nuevo Registro de Cabilderos del Gobierno de Puerto Rico.

El fin es establecer la política pública sobre el cabildeo, reglamentar el cabildeo y establecer penalidades por el incumplimiento de la ley.

La propuesta legislativa establece como política pública que la interacción entre los cabilderos y las ramas legislativa y ejecutiva ocurra de forma transparente y ordenada.

Para tal propósito, se establece un registro para que se publique la identidad de los cabilderos y los asuntos objeto de los esfuerzos que llevan a cabo a nombre propio o de sus clientes, para evitar el uso de influencias indebidas en la toma de decisiones del gobierno.

La medida también expone una explicación legislativa del ejercicio de cabildeo al señalar que para llevar a cabo esta función, se utilizan personas que se dedican a representar intereses particulares y reciben compensación por sus servicios.

Igualmente, existen organizaciones que promueven directamente sus intereses ante las ramas del gobierno.

En ambos casos se invierten cantidades significativas de dinero y recursos.

Descarga la medida: Proyecto de la Cámara 31

La propuesta define al cabildero como “cualquier individuo que sea empleado, que actúe como agente de o sea retenido por un cliente, y que reciba compensación financiera o de otra índole, por llevar a cabo actividades de cabildeo”.

Se exime de la definición —para propósitos de la obligación de rendir informes para un trimestre en torno a un cliente particular— a cualquier persona o entidad cuyas actividades de cabildeo en favor de dicho cliente constituyeron menos del 20% de la totalidad de las actividades que llevó a cabo en beneficio del mismo durante un trimestre.

En cuanto a lo que constituyen actividades de cabildeo, el proyecto las define como:

«todos aquellos contactos de cabildeo y sus esfuerzos a favor o en contra de los mismos, incluyendo la preparación y planificación de actividades, indagaciones o cualquier otro trabajo de trasfondo cuya intención, al momento de ser realizado, sea para el uso de contactos y coordinación con las actividades de cabildeo de otras personas».

El proyecto incluye el proceso de registro de cabildero en cada cuerpo legislativo, así como la responsabilidad de radicar informes trimestrales sobre las actividades realizadas.

Se establecieron prohibiciones para exfuncionarios legislativos y ejecutivos.

El proyecto de ley fue radicado el 4 de enero y será referido a análisis bajo comisión legislativa.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: