NOTICIAS

Estados de emergencias podrían conducir a retos constitucionales

El profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR), William Vázquez Irizarry, explicó a Microjuris.com que —aunque los estados de emergencias mediante órdenes ejecutivas son instrumentos válidos, principalmente sobre asuntos relacionados a la Rama Ejecutiva— es necesaria una reflexión sobre sus objetivos y su efecto en la separación de poderes.

¿Estás buscando una herramienta de monitoreo legislativo? Conoce el eLegislativo.

«El problema son las órdenes ejecutivas que no tienen base en ley clara y que tienen un efecto que trasciende la Rama Ejecutiva, cuando es de aplicación general. Ahí la pregunta es si se está reemplazando lo que hubiese sido una ley. Dentro de un esquema de separación de poderes, como el nuestro, esto puede ser un problema que se puede dar en cualquier momento. Históricamente, de manera ocasional, ha existido un problema con esto», explicó el profesor Vázquez Irizarry.

El profesor sostuvo que los estados de emergencia siempre representan un gran reto: que se use la emergencia para hacer lo que se quería y que el procedimiento ordinario impedía.

Sin embargo, aseguró que —más que un crítica— es importante atender el supuesto de que los procesos ordinarios no sirven.

La propuesta de Vázquez Irizarry es que si no sirven, se revisen.

«Si el propio gobierno trabaja bajo la premisa de que no son eficientes, toca revisar para que sean eficientes para todo el mundo», planteó.

Proponen atender el rol de la Asamblea Legislativa

El profesor sostuvo que es importante atender el rol de la Asamblea Legislativa.

«Parte de lo que señalo es tratar de rescatar el rol de la Asamblea Legislativa en términos de que propicia procesos deliberativos más abierto que la orden ejecutiva», expuso.

Sin embargo, el profesor enfatizó que no critica que hayan órdenes ejecutivas. Lo que analizó es que se valide la sustitución del proceso deliberativo porque a veces los procesos ordinarios no sean ágiles.

Tres retos legales y de política pública

El profesor sostuvo que el poder ejecutivo debe analizar tres factores a la hora de desarrollar o pensar un estado de emergencia mediante orden ejecutiva, particularmente para evitar retos constitucionales, legales o de política pública.

1. Establecer criterios y límites

«Una orden que permite un estado de emergencia, pero no estable criterios, puede ser un problema. Esto hace que las declaraciones de emergencia se queden abiertas», sostiene el profesor.

El profesor enfatizó que el alcance de la orden sea a las dependencias de la Rama Ejecutiva.

2. Enfatizar la base legal

Para el profesor, es muy importante que se enfatice la base legal de la orden.

«Puede haber un planteamiento constitucional en la medida en que no hay base legal», explicó. Además, puntualizó que hay órdenes que surgen como requisito de una legislación ya aprobada.

3. Reflexionar sobre si es saludable

Para el profesor, es indispensable que cada estado de emergencia que se considere traiga consigo una reflexión sobre el efecto que puede tener sobre la percepción de los procesos ordinarios.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.