NOTICIAS

Podrían extender a 5 años vigencia de ciertas licencias

Se trata de las licencias de aprendizaje de personas con diversidad funcional.

El Senado aprobó de forma unánime enmendar la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico para definir el término «discapacidad física» y extender a 5 años el término de vigencia de la licencia de aprendizaje para las personas con diversidad funcional.

Se trata del Proyecto del Senado 243, que pasará ahora a la consideración de la Cámara de Representantes y fue presentado por el senador Juan Zaragoza Gómez, y cuenta con la coautoría de los senadores Elizabeth Rosa Vélez y Rubén Soto Rivera.

Mediante la exposición de motivos del proyecto, los autores denuncian la carencia de transporte público en Puerto Rico, que obliga, en gran medida, a que la ciudadanía se movilice en vehículos privados, así como la situación de los municipios que no cuentan con un sistema de transporte público integrado.

También denuncian que aunque la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) provee transporte público para muchas personas en el área metropolitana, muchas de sus guaguas tienen rampas dañadas que impiden que personas con diversidad funcional puedan estar en los sillones.

El proyecto de ley expone que en los casos de personas con diversidad funcional que desean poseer una licencia de conducir, estas son sometidas a un proceso adicional y diferente al de una persona sin diversidad funcional, y aunque la ley dispone de un término de 90 días para la evaluación de la Junta Médica Asesora, se han recibido relatos de personas cuyo proceso se ha extendido mucho más del termino prescrito en la ley.

A su vez, destaca que en los casos donde la licencia de aprendizaje se le vence a una persona con diversidad funcional, esta debe volver a solicitarla, retomar el examen teórico y pasar nuevamente por el burocrático proceso de la Junta Médica Asesora, dilatando aún más el proceso para obtener su licencia de conducir y trasladarse libremente.

La intención de la legislación aprobada en el Senado es facilitar el proceso de obtener una licencia de conducir a personas con diversidad funcional y darles un acomodo razonable para extender el proceso de vigencia de sus licencias de aprendizajes de 2 a 5 años.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?

A %d blogueros les gusta esto: