Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico NOTICIAS

Registradores no podrán requerir documentos físicos

Basta con las copias electrónicas para perfeccionar recurso gubernativo.

El Tribunal Supremo de Puerto Rico determinó que es obsoleto el requisito de presentar al Registro de Propiedad una copia certificada, en papel, del documento ya calificado para que se perfeccione un recurso gubernativo bajo la Ley del Registro de la Propiedad.

La Ley Hipotecaria y su reglamento requieren que, para presentar y perfeccionar un recurso gubernativo, un notario deberá realizar, dentro del término improrrogable de 20días a partir de la notificación de la denegatoria, lo siguiente: (1) radicar el recurso gubernativo personalmente, en copia física, en el Tribunal Supremo de Puerto Rico; (2) enviar al Registrador, a través del sistema de informática registral (actualmente, sistema Karibe), la copia digitalizada del recurso radicado en este Tribunal; y (3) entregar al Registrador, en su sección correspondiente, la copia certificada original del documento que fue presentado digitalmente para ser calificado, y que es objeto del recurso.

El Tribunal Supremo, de la voz del juez Edgardo Rivera García, expresó que «[a]unque no cabe duda de que en esos casos la copia certificada de dicho documento debe ser entregada físicamente al Registro, ciertamente este requisito es obsoleto por la duplicidad innecesaria que representa y es contrario a la intención legislativa de hacer los procesos registrales más eficientes a través de la digitalización y el uso de la tecnología».

Para el Supremo, el diseño de la Ley Hipotecaria dispone para que se usen los documentos en formato digital y sean sometidos por el sistema Karibe.

Por esa razón, el Supremo aclaró que el Art. 245 de la Ley Hipotecaria y su correlativa Regla 245.1 del Reglamento 8814 no requieren la entrega de la copia física original de dicho documento en el Registro de la Propiedad, cuando la misma haya sido presentada electrónicamente junto a su certificación bajo el Art. 260.

En este caso, un notario sometió una escritura de modificación de hipoteca ante el Registro de la Propiedad a través del sistema Karibe. La registradora denegó la inscripción porque la escritura no cumplía con el Art. 89 de la Ley Hipotecaria.

El notario solicitó la recalificación, que también fue denegada. Por esto, el notario presentó un recurso gubernativo ante el Supremo.

La Registradora solicitó la desestimación del recurso debido a que el notario no había entregado el original de la copia certificada de la escritura de modificación. Según la registradora, el recurso gubernativo no se perfeccionó debido a esta omisión del notario, por lo que el Supremo carece de jurisdicción para atenderlo en sus méritos.

«Resolvemos que el Art. 245 y su correlativa Regla 245.1 del Reglamento no requieren la entrega de la copia física original de dicho documento en el Registro de la Propiedad, cuando la misma haya sido presentada electrónicamente junto a su certificación bajo el Art. 260. De igual forma, resolvemos que un Registrador podrá dar cumplimiento a lo requerido por la Regla 245.2 del Reglamento al presentar ante esta Curia una copia del documento que le fue presentado por la vía telemática para ser calificado. De esta forma logramos armonizar las distintas disposiciones de la Ley Hipotecaria, su reglamento y los propósitos consignados por la Asamblea Legislativa en la Exposición de Motivos», concluyó el Supremo.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: