NOTICIAS

¿Cómo benefician las destrezas de la comunicación oral en la profesión legal?

La licenciada Melanie Rivera Ruiz dialoga sobre la importancia de una comunicación efectiva en la práctica profesional.

Por Valeria Alicea Guzmán

Para la licenciada Melanie Rivera Ruiz, aunque no es una cualidad vital, tener buenas destrezas de comunicación oral representa una ventaja para las personas que practican la abogacía.

“Una comunicación efectiva en todos los aspectos de la profesión legal es importante para que ese abogado o abogada pueda expresar con coherencia, con claridad y con sentido esas ideas, hechos y derechos que va a promover en ese caso o en esa diligencia que vaya a realizar”, expresó la abogada, quien imparte talleres de oratoria.

Explicó que comunicarse efectivamente puede beneficiar tanto la relación abogado-cliente como el desempeño en el tribunal.

Además de la preparación académica, Rivera Ruiz destacó la relevancia del lado práctico de destrezas como la dicción, la seguridad al expresarse, el lenguaje corporal y el “performance” de un abogado o abogada.

“Una persona debe tomar en cuenta las cualidades que tiene un comunicador, ya sea en la dicción, y para eso puede practicar una serie de ejercicios para poder articular mejor las palabras. [También] dominar el tono de voz dependiendo de donde se encuentre y una buena organización de los argumentos. Sin duda alguna, una buena memorización es clave para poder enfrentar una argumentación coherente y segura porque dominas el material”, comentó.

Entre los factores que limitan la comunicación, Rivera Ruiz señaló la timidez o inseguridad al expresarse. “Muchas personas son excelentes expresándose en escritos, pero también tenemos que tener esa ventaja de poder expresarnos oralmente”, agregó.

verano cursos

Para lograr comunicar con claridad, coherencia y buena dicción, la abogada recomendó talleres sobre el arte de hablar en público o a través de la autoeducación por medio de herramientas virtuales.

Cursos de litigación y argumentación oral

Con relación al ámbito académico, indicó que la escuela de derecho puede ser un espacio idóneo para mejorar las destrezas de la comunicación oral.

“Cuando yo estaba en la Escuela de Derecho de la UPR, yo identifiqué varios cursos -clases electivas- de litigación y argumentación oral. […] En mi agenda estudiantil, ya yo había estudiado cuáles eran esos cursos que podían ayudarme a reforzar esa área. Mi consejo a todos los estudiantes, en ese sentido, es que preparen bien ese calendario académico para que identifiquen aquellas clases, materias y cursos que puedan servirles dependiendo obviamente de los intereses que cada uno o cada una tenga”, compartió.

Asimismo, invitó a las y los estudiantes de derecho a desempeñarse en actividades extracurriculares como competencias de debate.

“Tenemos que tener todo el bagaje académico, el razonamiento crítico y todos los conocimientos que obviamente acarrea la profesión legal, pero ciertamente la expresión oral para mí es una de esas cualidades que puede destacar a un buen abogado o una buena abogada a la hora de presentarse en corte”, puntualizó.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.