NOTICIAS

Juristas lamentan estado de derecho que se solidifica tras Vaello-Madero

Durante el panel llamado 'Estados Unidos tiene un problema de colonias: la campaña para revocar los casos insulares', a través de la plataforma Zoom, se resaltó el tono racista de los casos insulares.

Por Daniel Rivera Vargas

Un grupo de juristas y activistas de diversas organizaciones lamentaron durante un foro virtual el estado de derecho que se solidifica tras el caso US v. Vaello-Madero, negando a los residentes de Puerto Rico acceso al programa de Seguro Social Complementario (SSI, por sus siglas en inglés), y se plantearon opciones de lucha contra los casos insulares.

“Hemos visto el discrimen institucional establecido por los casos insulares”, dijo Maritere Padilla Rodríguez, la directora de política pública y defensoría, de Hispanic Federation, que opera en Puerto Rico desde 2017. “El gobierno federal debe respetar nuestra dignidad básica y revocar los casos insulares”, sostuvo.

Durante el panel llamado «Estados Unidos tiene un problema de colonias: la campaña para revocar los casos insulares», a través de la plataforma Zoom, participaron junto a Padilla Rodríguez, quien fungió como moderadora; Alejandro Ortiz, abogado senior del programa de Justicia Racial de la Unión Americana de Libertades Civiles; Laura M. Esquivel, vicepresidenta de Política Pública federal y Defensoría de Hispanic Federation; Lia Fiol-Matta, abogada senior de LatinoJustice PRLDEF y Neil Weare, Presidente y fundador de Equally America.

El tono racista de los casos insulares fue resaltado desde el principio de la presentación. Un video recordaba que en esos casos el más alto foro judicial de Estados Unidos aludió a los residentes en territorios como Guam y Puerto Rico como “salvajes”. Esos casos son parte de ley vigente porque no han sido revocados, a pesar de que hay numerosas voces en su contra, siendo la más reciente destacada la de Neil Gorsuch, juez asociado del Supremo federal, en la opinión de Vaello-Madero.

Los pueblos afectados por los casos insulares son, además de Puerto Rico, Guam, que junto a la Isla fue cedido por España tras perder la Guerra Hispanoamericana; Samoa Estadounidense, en virtud del Tratado de Berlín, Islas Vírgenes Estadounidenses, compradas a Dinamarca; y Marianas del Norte. Se trata de jurisdicciones donde se pagan cerca de $4 mil millones en impuestos federales, mientras se le niegan programas federales, y en el caso de Puerto Rico es “gobernado” por la Junta de Supervisión Fiscal, dijo Weare.

 “La población de estas áreas son mayormente gente negra”, sostuvo Weare.

Mientras, Fiol Matta dijo que el tribunal falla en reconocer que los residentes de Puerto Rico son exclusivamente casi puertorriqueños y los residentes de las otras jurisdicciones son gente de color, negro, marrones, pueblos con linaje del Pacífico, y eso “debería motivar un escrutinio (constitucional) estricto”, que no fue el aplicado en Vaello-Madero.

La abogada Fiol-Matta recordó que el Supremo denegó el acceso a SSI bajo la premisa de que no se pagan impuestos federales, pero la realidad es que sí se pagan algunos impuestos federales.

También dijo que fue muy decepcionante que solo un juez disintiera de la mayoría, la jueza puertorriqueña Sonia Sotomayor, y destacó la importancia de los argumentos en su opinión.

Sotomayor, dijo Fiol-Matta, denunció como “irracional vincular el beneficio de un individuo a SSI al lugar de residencia de ese individuo”. Añadió que negar esta ayuda a Puerto Rico es “especialmente cruel” porque hay una desproporcionada cantidad de personas discapacitadas y mayores de edad residentes en la Isla, y porque casi la mitad de los residentes de la isla viven por debajo de los niveles de pobreza. Al respecto, Esquivel dijo que el caso Vaello-Madero ya aumenta el costo de la paridad del SSI en Puerto Rico.

Asimismo, Fiol Matta dijo que hay “retos y oportunidades” con el caso.

Por otro lado, Ortiz explicó que los casos insulares crearon una serie de definiciones, donde establece una categoría para “gente de la misma raza”, pero no para las islas “habitadas por razas extranjeras (alien)”, conceptos que no tienen ningún lugar en la constitución.

Ortiz mencionó que los casos insulares siguen siendo relevantes, a pesar de tener más de 100 años, porque los tribunales inferiores siguen usando estas decisiones en algunas de sus opiniones. Recordó que cuando se validó el matrimonio de parejas del mismo sexo en Estados Unidos, un juez federal en Puerto Rico dijo que esta decisión no aplicaba en la Isla amparado en los casos insulares.

El resultado de Vaello-Madero no cierra las puertas judiciales al tema de los casos insulares. Weare dijo que hay que ver el alcance de Fitisemanu v. US, un reclamo de vecinos de Samoa Estadounidense, que solicita específicamente que se revoquen los casos insulares.

En este caso, ya numerosos académicos se han unido, algunos de Puerto Rico, al reclamo en contra de los casos insulares. El caso está presentado ante el Supremo federal, pero el foro no ha decidido aun si intervendrá en la controversia.

Mientras, Esquivel sostuvo que los casos insulares, que recibieron el aval de presidentes como Teodoro Roosevelt, lo que buscaban era establecer la política imperial de Estados Unidos.

Prospectivamente, Esquivel dijo que Hispanic Federation entiende que se deben combatir los casos insulares desde diversos flancos: por ejemplo, desean que el Departamento de Justicia de Estados Unidos adopte la política de no defender más el discrimen contra colonias.

Mientras, sostuvo Esquivel, legislativamente se busca que se otorgue paridad a la Isla en programas como SSI, cerrando el ‘meal gap’ o que haya jurisdicciones que reciben menos ayuda en alimentos que otros, por lo que la paridad de programas de ayuda sociales no debería ser un asunto de política pública.

“Debe ser un asunto moral”, dijo Esquivel.

Agregó también que incluso no hay consistencia del gobierno federal, porque el territorio de Islas Marianas recibe SSI.

También Esquivel dijo que el presidente Joe Biden ya ha promovido la paridad, esto dentro del proyecto de Build Back Better, pero esa pieza legislativa fue derrotada en el Senado federal. El reclamo al presidente, que en su opinión ha hecho “muchísimo” por Puerto Rico, es a no desistir en este esfuerzo y “no aceptar el no del Congreso”.

“Estamos hablando de la vida de la gente”, sostuvo Esquivel, citando a Sotomayor.

De otra parte, dijo que podrían ser de mucha ayuda en el esfuerzo contra los casos insulares de grupos que luchan por atender problemas en particular, como la salud, la nutrición y la pobreza, porque esas luchas también afectan a las comunidades afectadas por los casos insulares.

“Si te preocupa que haya niños acostándose a dormir sin comer, te deberían preocupar los niños de Puerto Rico”, sostuvo.

En la sección de preguntas, algunas se dirigieron al tema del estatus, pero Esquivel dijo que la postura de Hispanic Federation es que los derechos de los ciudadanos de la isla deberían ser atendidos independientemente de la relación política de Puerto Rico con Estados Unidos.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.