NOTICIAS

COLUMNA – Resultados esperanzadores de la reválida notarial

Escribe el Lcdo. Dennis D. Martínez Colón, pasado presidente del Colegio de Notarios de Puerto Rico.

Por el Lcdo. Dennis D. Martínez Colón
Pasado Presidente del Colegio de Notarios de Puerto Rico

Nuestro Tribunal Supremo de Puerto Rico ha publicado los resultados de la reválida de aspirantes al ejercicio de la abogacía y de la notaría del pasado marzo de 2022. Surge que sólo el 22% de los aspirantes en la reválida general ha tenido calificación de pase.

Bajo todos los estándares, este por ciento de aprobación resulta muy bajo, lo que nos motiva a reflexionar sobre las posibles causas. Entre estas, pensamos que la época excepcional que ha vivido la humanidad por motivo de la pandemia del COVID-19 y los cambios que ello ha implicado en la forma de vida, hayan tenido especial impacto en la forma de educación, así como en el estudio y preparación para la reválida. Nos obliga también a examinar los programas universitarios de preparación académica requeridos previo a la reválida, así como los mecanismos de calificación de la reválida.

Por otro lado, nos ha sorprendido agradablemente el resultado de la reválida notarial, que refleja un incremento en el por ciento de pase en los aspirantes que tomaron el examen. Desde el 7 de febrero de 2020, mediante Resolución ER-2020-02 el Tribunal Supremo enmendó el Reglamento para la Admisión de Aspirantes al ejercicio de la Abogacía y la Notaría para disponer, entre otros asuntos, que solo aquellos que hubieran aprobado la reválida general podrían tomar la reválida Notarial. Previo a la implementación de esta enmienda, el por ciento de pase fluctuaba entre un 45% y 59%. A partir del mes de septiembre del 2020, fecha en que se implementó esta enmienda, se ha visto un consistente incremento en el por ciento de aspirantes que aprueban la reválida notarial, el cual ha llegado a alcanzar un 89.9%.

No albergamos duda que este incremento responde al acierto del Tribunal Supremo en la nueva reglamentación aprobada. Al separar en tiempo la reválida notarial de la general, el aspirante puede enfocar su estudio precisamente en los aspectos de ley y práctica notarial que serán objeto de examen, sin la preocupación de los demás temas que han sido previamente examinados en la reválida general. Por consiguiente, el aspirante llega mejor preparado, habiendo tenido la motivación y la oportunidad de estudiar los temas de la nueva profesión notarial a la que aspira.

Este cambio provoca que sólo aquellas personas que tengan interés especial por la práctica notarial, en ejercer la profesión de notario y en tomarse el tiempo para prepararse adecuadamente, serán los que aspirarán a tomar la reválida. Si la persona tiene un interés personal en ser notario, en poder ser el asesor imparcial que permite el acceso a la justicia preventiva de litigios, entonces tomará los pasos para solicitar la reválida y destinará un tiempo para prepararse adecuadamente antes de someterse al examen.

Por último, entendemos que esta práctica redundará en una mejor práctica notarial, puesto que propicia que los aspirantes que lleguen a tomar la reválida notarial que le dará acceso a la profesión de notario, se encuentren mucho mejor preparados. Este cambio presupone un mayor compromiso del aspirante con la profesión notarial y por ende una mejor calidad de profesional para el beneficio de nuestra sociedad.

Los otros asuntos en los que la referida Resolución impactó la función notarial, que se implementarán a partir del 2023, están relacionados con la formación académica y la educación jurídica continua. En cuanto a la formación académica, aquel estudiante de nuevo ingreso desde el 2021, interesado en practicar la notaría, para poder aspirar a la reválida notarial, tendrá que concluir su formación en derecho con un mínimo de créditos en materias directamente relacionadas con la práctica notarial. Entre estas, deberá haber tomado Derecho de Sucesiones, Derechos de Familia, Derecho Hipotecario, Derecho de Obligaciones y Contratos, así como créditos en Derecho Notarial Práctico para tomar la reválida notarial. No olvidemos que el notario es un profesional del derecho, como tal debe asegurar una formación de excelencia.

Por otro lado, respecto a la educación continua, a partir del 2023 serán requeridos 9 créditos de educación continua en materia notarial, en vez de 6 de los 24 créditos en los períodos de 3 años.

Entendemos que estos nuevos requisitos promoverán una mejor calidad de profesionales del Derecho Notarial y un mejor servicio a nuestra sociedad.

Banner tu opción local más completa suscripción 15% descuento