Ley de Puerto Rico NOTICIAS

Nueva ley del Colegio de Notarios entra en vigor inmediatamente

El gobernador firmó el proyecto, que fue promovido y endosado por el CNPR.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con noticias notariales? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El gobernador Pedro Pierluisi firmó el Proyecto de la Cámara 1050, que crea la Ley del Colegio Notarial de Puerto Rico.

Lee aquí la ahora Ley 63-2022

La medida constituye al Colegio de Notarios de Puerto Rico como una corporación cuasi-pública con capacidad jurídica que agrupará de manera voluntaria a los profesionales del derecho admitidos a ejercer como notarios por el Tribunal Supremo de Puerto Rico (TSPR).

Actualmente, para efectos del TSPR, hay 8,000 notarios activos, y casi un 25 al 30 por ciento no tienen actividad notarial y «mensualmente rinden un índice negativo, es decir, tienen la profesión, pero no la ejercen», había expresado en vistas públicas la directora del gremio, Virmarily Pacheco Rivera.

En cuanto las especificaciones del proyecto, el Colegio de Notarios favoreció la medida, ya que les da una visibilidad y los equipara con instituciones similares. «Ciertamente, no afecta a otras instituciones ni a nadie que quiera crear otro gremio similar, pero ciertamente entendemos que el CNPR si amerita llegar a ese punto de rango y posición que otros colegios profesionales», dijo Manuel Pérez, uno de los representantes del Colegio de Notarios que depuso en las vistas públicas cuando la medida aún estaba bajo la consideración de de la Cámara de Representantes.

En declaraciones escritas, el Colegio de Notarios expresó que la nueva ley no altera la organización interna ni el carácter voluntario de la membresía. «Conforme lo establece la propia medida, la actual composición de sus directivos y reglamentación interna continuarán vigentes como al presente hasta tanto se celebre la primera asamblea bajo la nueva legislación pautada para el viernes, 18 de noviembre de 2022», detallan.

«El Colegio Notarial de Puerto Rico en esta nueva etapa continuará defendiendo los principios que rigen nuestra profesión, así como brindando servicios de orientación y capacitación a sus colegiados y colegiadas, y a toda la comunidad bajo su programa de servicios notariales pro-bono Notarios Por Puerto Rico.  A nivel internacional continuaremos representando a nuestro país en la Unión Internacional del Notariado (UINL), contando ahora con el reconocimiento de ley que se nos ha concedido», añaden en el comunicado.

Uno de los objetivos principales del Colegio de Notarios es promover y mantener la participación del notariado puertorriqueño en eventos de intercambio internacionales, representar al notariado puertorriqueño en la UINL y suscribir acuerdos de colaboración con otras organizaciones afines del Caribe, América Latina y Europa con el objetivo de promover el intercambio profesional y de experiencias del notariado y así aporta al desarrollo del notariado puertorriqueño.

A esos efectos, desde su fundación, el Colegio de Notarios es el representante exclusivo del notariado puertorriqueño en la UINL. Dicho organismo internacional fue fundado en 1948, en Buenos Aires, Argentina, siendo Puerto Rico uno de sus fundadores. En la actualidad se compone de 88 países miembros, representando dos terceras partes de la población mundial y más del 60% del Producto Interno Bruto mundial. La Unión es una organización no gubernamental creada para promover, coordinar y desarrollar la función y la actividad notarial en el mundo.

Para ser notario es necesario ser abogado, pero no lo contrario. En tiempos recientes, el Gobierno de Puerto Rico ha legislado la ampliación de las facultades y competencias de los notarios, en asuntos que van desde la celebración de matrimonios, trámite de varios asuntos de jurisdicción voluntaria, como declaratorias de herederos, así como divorcios por la causal de consentimiento mutuo y ruptura irreparable. Con la ampliación de facultades se reconoce en el notario un funcionario que ejerce una función pública importante y al cual el estado le ha delegado la dación de fe. La creación de un colegio por virtud de ley reafirma la visión de que el notariado es una profesión en sí misma.

La nueva ley es cónsona con recientes decisiones del Tribunal Supremo en materia de colegiación de gremios profesionales. El Colegio de Notarios de Puerto Rico, desde su fundación en el 1986, ha sido una organización de carácter voluntario y nada la ley recientemente aprobada modifica o altera tal carácter.