NOTICIAS

Netflix acude al tribunal para proteger su derecho de autor y marca sobre Bridgerton

La decisión de Barlow & Bear de usurpar la serie y la marca Bridgerton para sí misma amenaza a Netflix, y a todos los involucrados en la franquicia de Bridgerton, con un daño irreparable, indica el recurso legal.

Por el licenciado Michael Joel Pagán Lavergny

Netflix, Inc. la compañía estadounidense de producción y servicio de transmisión por suscripción con sede en Los Gatos, California, presentó una demanda en el Tribunal federal para el Distrito de Columbia contra Abigail Barlow, Emily Bear, y las empresas de estas. Netflix alega que las demandadas infringieron sus derechos de autor y de marca. Según el recurso legal, las demandadas Abigail Barlow y Emily Bear y sus empresas, tomaron propiedad intelectual valiosa de la serie original de Netflix Bridgerton para construir una marca internacional para sí mismas.

Según el texto introductorio de la demanda, la serie Bridgerton se basa en las novelas románticas más vendidas de Julia Quinn del mismo nombre, fue creada y producida por la empresa Shondaland. Para enero de 2021, Bridgerton había sido transmitida en más de 82 millones de hogares en todo el mundo. Netflix renovó la serie para una segunda temporada, estrenándose a sus suscriptores el 25 de marzo de 2022. Respondiendo a la gran acogida de Bridgerton, Netflix creó un evento en vivo titulado “The Queen’s Ball: A Bridgerton Experience” (“El baile de la reina: la experiencia Bridgerton”), que ha atraído multitudes en seis ciudades; ofrece mercancía con el tema de Bridgerton a través de la tienda en línea de Netflix y puntos de venta al por menor; y ha lanzado la banda sonora de Bridgerton en plataformas de transmisión como Spotify y Apple Music. Además, Netflix alega que como propietario de los derechos de autor de Bridgerton, tiene el derecho exclusivo de autorizar trabajos derivados basados ​​en la serie. De igual forma, Netflix como propietario registrado de la marca BRIDGERTON, posee los derechos para promover la marca Bridgerton.

De la demanda surge que después que Bridgerton fuera lanzada por primera vez en diciembre de 2020, Barlow y Bear comenzaron a publicar contenido sobre la serie en TikTok, incluida la creación de composiciones musicales basadas en personajes, escenas, diálogos y puntos de la trama de la serie, volviéndose virales. El 26 de julio de 2022, a pesar de las repetidas objeciones de Netflix, Barlow y Bear organizaron espectáculo masivo con fines de lucro, en el Kennedy Center, titulado “The Unofficial Bridgerton Musical Album Live in Concert” (“El álbum musical no oficial de Bridgerton – concierto en vivo”).

Netflix aduce que el espectáculo en vivo contó con más de una docena de canciones que copiaron textualmente diálogos, personajes rasgos y expresión, y otros elementos de la serie Bridgerton. Según se alega, a lo largo de la presentación, Barlow y Bear hicieron creer a la audiencia que estaban usando la marca comercial Bridgerton de Netflix «con permiso».

La decisión de Barlow y Bear de usurpar la serie y la marca Bridgerton para sí mismas amenaza a Netflix y a todos los involucrados en la franquicia de Bridgerton con un daño irreparable, indica el recurso legal.

En síntesis, Netflix solicita al Tribunal que se dicte sentencia declaratoria para que se declaren los derechos que posee esta, además solicita que se establezcan medidas cautelares preliminares y permanentes, al igual que una compensación por daños, honorarios de abogado y cualquier otro remedio que el Tribunal estime justo y conveniente.