NOTICIAS

No ha lugar pedido de libertad por compasión para Angela Ayala Martínez, “La Señora”

Una mujer que en su momento fue acusada como cabecilla de una importante organización de narcotráfico en el suroeste de Puerto Rico, Angela Ayala Martínez, no será excarcelada por compasión.

Por Daniel Rivera Vargas

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Una mujer que en su momento fue acusada como cabecilla de una importante organización de narcotráfico en el suroeste de Puerto Rico, Angela Ayala Martínez, no será excarcelada por compasión.

La mujer -conocida por apodos como «La Señora», entre otros- en diciembre de 1998 y tras 40 días de juicio, fue encontrada culpable de conspiración para poseer y distribuir drogas ilegales y conspiración para incurrir en transacciones financieras ilegales. La condena fue cadena perpetua.

penal bundle

La imputada pidió en el 2020 la excarcelación por clemencia alegando que padece enfermedades como diabetes, hipertensión, asma, obesidad, y que sufre de síntomas de largo plazo del COVID-19 que contrajo en octubre de 2020. Además, alegó que ha completado programas vocacionales en la cárcel. La fiscalía federal se opone, entre otras razones, porque entiende que la mujer sigue siendo un riesgo para la comunidad.

El juez presidente del Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico, Raúl Arias Marxuach, evaluó la petición y la declaró no ha lugar, en gran medida por el récord criminal de la imputada.

Descarga el documento

“La operación de trasiego de drogas de la Señora Ayala era a gran escala. Era con cargamentos de más de 150 kilos de cocaína y tres tipos de sustancias controladas. Más aún, ella ordenó la ejecución de actos violentos, resultando en dos muertes. La severidad de sus crímenes no puede ser ignorada”, concluyó el juez Arias Marxuach.

“Aun cuando ha completado programas vocacionales y educativos mientras ha estado presa, la rehabilitación sola es insuficiente para que se conceda la libertad cuando hay un récord criminal de tal severidad”, indicó el juez.

Además del peso del récord penal, el juez consideró los argumentos de salud y encontró que la evidencia no apuntaba a que estos, en las condiciones particulares de la acusada, (por ejemplo, el inhalador de albuterol para el asma no es de uso diario) fueran de suficiente peso.

Asimismo, el juez dice que la acusada debió agotar remedios administrativos para que evaluaran su excarcelación, como sería apelar al director regional carcelario y a la Oficina General de Abogados del Negociado de Prisiones de Estados Unidos.

«Pero aun así, el pedido fallaria en sus méritos», advierte el juez

Ayala Martínez fue acusada en 1997 por un gran jurado federal, en un pliego acusatorio donde había 79 acusados, pero la mujer era la principal imputada.

La opinión de Boston del caso en febrero de 2002 indica que como parte de su organización de trasiego de drogas, que incluía a un abogado, un policía y un jugador del béisbol de Grandes Ligas, se cometieron varios asesinatos, y que la mujer, descrita como “notoria baronesa de la droga” controlaba numerosos puntos de droga en el sur del país como parte de un “imperio de la droga”.