NOTICIAS

Nuevas controversias legales, tras rechazo a puertorriqueño como juez presidente en Nueva York

¿Qué crees que pasará?

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Una nueva controversia legal podría surgir luego que el Comité de lo Jurídico del Senado del estado de Nueva York rechazó el nombramiento del puertorriqueño Héctor LaSalle como presidente del Tribunal de Apelaciones de Nueva York, el más alto foro judicial del estado.

LaSalle fue nominado el pasado 22 de diciembre de 2022 por la gobernadora de Nueva York, la demócrata Kathy Hochul. Los padres de LaSalle nacieron en Puerto Rico y él creció en Long Island, se graduó de Brentwood High School y se convirtió en la primera persona de su familia en obtener un título universitario. LaSalle terminó su Juris Doctor en University of Michigan Law School.

¿Cuál podría ser la controversia? En declaraciones escritas, la gobernadora Hochul sostuvo que la Constitución estatal requiere la acción del Senado en pleno, no solo de un comité.

«Aunque fue una audiencia exhaustiva, no fue justa, porque el resultado estaba predeterminado. Varios senadores declararon cómo iban a votar incluso antes de que comenzara la audiencia, incluidos los que recientemente obtuvieron escaños en el recién ampliado Comité Judicial. Aunque el Comité desempeña un papel, creemos que la Constitución exige la actuación del Senado en pleno», sostuvo la gobernadora en declaraciones escritas.

«El juez LaSalle demostró exactamente por qué es la persona adecuada para este cargo, debido a su amplia experiencia, temperamento judicial e integridad», destacó Hochul a través de declaraciones escritas.

Ante la posibilidad de una demanda para exigir que el nombramiento de LaSalle tenga que ir al pleno del Senado de Nueva York, figuras como la senadora Julia Salazar ya han expuesto su percepción sobre el asunto.

Las expresiones de la gobernadora surgen luego de un intenso interrogatorio que terminó con el Comité de lo Jurídico del Senado del estado de Nueva York rechazando la designación. Así, el comité concluyó que el nombramiento no tendría que ir al pleno del cuerpo. En la votación final, la mayoría de los demócratas votaron en contra de LaSalle, quien iba a ser el primer latino en dirigir el más alto foro judicial.

Cuestionan su récord judicial

El rechazo contra LaSalle surge luego que organizaciones de derechos civiles rechazaran su nombramiento debido a su récord judicial.

El senador Brad Hoylman-Sigal, que preside el Comité de lo Jurídico en el Senado del estado de Nueva York, destacó desde el comienzo de la vista que grupos a favor de los derechos de los trabajadores, defensores de personas inmigrantes, organizaciones de derechos civiles y de derechos reproductivos se expresaron en contra del nombramiento del puertorriqueño.

Para el presidente del comité, la persona que presida el más alto foro judicial debe ser una persona que tenga una filosofía y un récord judicial y administrativo que demuestre sensibilidad a favor de las personas acusadas, trabajadoras, inmigrantes y gestantes. Además, sostuvo, que el estado necesita alguien que unifique el más alto foro judicial de Nueva York.

«El nominado no es esa persona», puntualizó.

Al mismo tiempo, Hoylman-Sigal destacó que el comité ha establecido cuál será el estándar que llevarán a cabo en las vistas de este tipo.

Uno de los grupos que rechazó el nombramiento de LaSalle fue el National Association for the Advancement of Colored People (NAACP), una organización que desde 1909 se ha dedicado a defender los derechos civiles de las personas negras en Estados Unidos.

Como juez presidente, LaSalle se hubiese encargado de dirigir el Tribunal Apelativo junto a otros seis miembros, así como supervisar el Poder Judicial del estado.

Como juez presidente del Segundo Departamento desde el 2021, el juez LaSalle ha dirigido el tribunal estatal de apelaciones más grande y activa del estado, con 21 jueces asociados, más de 400 empleados no judiciales y un presupuesto de aproximadamente $69 millones.