Ley de Puerto Rico

Firmada Ley para promover las carreras deportivas de automovilismo en la Isla

Crea la Ley del Deporte de Automovilismo. Crea la Junta Reglamentadora del Automovilismo Deportivo, adscrita al Departamento de Recreación y Deportes. Autoriza la celebración de competencias deportivas de carreras de vehículos de motor que cumplan con los requisitos que establezca la Junta.

El automovilismo deportivo ha tenido un gran auge en Puerto Rico desde hace ya varias décadas.  La gran cantidad de autos registrados en Puerto Rico y el amplio mercado que hay en la Isla de productos y piezas para la modificación de automóviles dan fe de que éste es un deporte de alto interés para la ciudadanía y de considerable aporte a nuestra economía.  A través de los años, Puerto Rico ha tenido una participación significativa pero inconsistente en el deporte del automovilismo a nivel internacional.  Nuestros representantes han logrado una destacada participación en múltiples eventos a través de la historia, pero estos logros no se han traducido en contribuciones al desarrollo turístico y económico de Puerto Rico que estén a la par con el potencial del automovilismo para aportar a estos sectores.

Las pocas facilidades que tiene Puerto Rico para la práctica de las diferentes modalidades del automovilismo deportivo han sido construidas siguiendo las guías y reglas emitidas por la Federación Internacional de Automovilismo (“FIA”), fundada en 1904, y organismos adscritos a dicha federación, como la National Hot Rod Association, fundada en 1951, entre otras.

Lea la Ley completa: [Ley Núm. 279-2012] del 29 de septiembre de 2012.

A %d blogueros les gusta esto: