Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico

Tribunal Supremo invalida multa por nepotismo en Municipio de Toa Baja

Oficina de Ética Gubernamental de Puerto RicoPartes: Oficina de Ética Gubernamental, Recurrido v. Pedro Julio Santiago Guzmán, Peticionario

Este caso trata sobre la Ley de Ética Gubernamental de 1985 y el nombramiento de familiares por la entidad nominadora.

La controversia se circunscribe a determinar si un funcionario que no ejerció facultades de nombramiento, promoción o ascenso a un familiar dentro de los grados  de afinidad y consanguinidad que proscribe la Ley de Ética Gubernamental, supra, ni ejerció influencia para que ello ocurriera, incurre en violaciones éticas al no solicitar dispensa antes de que la autoridad nominadora efectúe el reclutamiento.

Las determinaciones de hechos de las agencias prevalecen en revisión judicial si se sostienen con evidencia sustancial que obre en el expediente. En este caso, la Oficina de Ética Gubernamental no presentó evidencia de que el señor Pedro Julio Santiago Guzmán influenciara en la determinación del Alcalde de nombrar a su hermano Ángel Santiago Guzmán como Subcomisionado de la Policía Municipal. Tampoco evidenció participación en la determinación del aumento o ajuste de salario. El Tribunal de Apelaciones concluyó que el expediente está huérfano de esa evidencia. En efecto, así es. Así las cosas, no vemos razón para sostener una multa en contra del querellado.

Por los fundamentos antes expuestos, se dictará Sentencia en la que revocamos la sentencia del Tribunal de Apelaciones y resolvemos que la interpretación que ha dado la Oficina de Ética Gubernamental al Art. 3.2(i) de la Ley de Ética Gubernamental de 1985 es ultra vires en la medida en que penaliza a un funcionario que pudiera tener poder para influenciar en el nombramiento de un familiar dentro de los grados prescritos, sin evidencia de que haya hecho ejercicio de esa influencia.

A %d blogueros les gusta esto: