Detallistas piden moratoria a AAA para atender reclamos contra alza en factura de agua

La Presidenta del Centro Unido de Detallistas, Enid Monge de Pastrana, se mostró extrañada por alegaciones en el sentido de que, presuntamente, hay comerciantes que “mienten” y se “aprovechan de los consumidores”, aprovechando el alza en la factura del agua. “Sugerir que los comerciantes actuamos de manera irresponsable ante el consumidor nos parece injusto y equivocado. Es precisamente, el pequeño y mediano comerciante el que recibe la carga mayor en los ajustes en la factura del agua, y lo hemos demostrado con evidencia real y contundente. Y si a esa alza en la factura, añadimos la carga contributiva que impone la Ley 40, en medio de una seria crisis económica, entre otras medidas impositivas, es precisamente el sector MiPyMES el más afectado.”, aseguró Monge. “Aunque no fuimos invitados a las vistas públicas y tampoco fuimos convocados a colaborar en el Comité Multisectorial, el Centro Unido de Detallistas siempre ha estado disponible para colaborar con el gobierno para aportar con sus conocimientos, experiencia e información de primera mano, a enfrentar la actual situación económica, y ahora, particularmente, a buscar soluciones justas al alza en la factura de agua”, aseguró la Presidenta del CUD.

El CUD pide moratoria a AAA para atender reclamos contra alza en factura de aguaEl eje de la controversia es la imposición del Cargo para el Cumplimiento Ambiental Regulatorio (CCAR) que, de acuerdo a la revisión tarifaria propuesta por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico, se computa por el tamaño del contador. “Desde que la AAA anunció la revisión de la factura, hemos estado insistiendo en la necesidad de replantear la estrategia de cobro por diámetro de contador, por una alternativa justa de cobro por consumo.”, indicó Enid Monge. “Aún más, específicamente, la AAA debe considerar la naturaleza de cada tipo de negocio. Somos empresarios y comerciantes dispuestos a colaborar con el país y con la AAA, pero sin asumir la responsabilidad por años de ineficiencia administrativa, de forma desproporcionada”, aclaró Monge. “Según consta a la propia AAA, existen 62 mil comercios y cerca de 1,000 industrias en su sistema de cobro, que serían impactadas por el alza en la factura del agua calculada a base del diámetro de sus contadores. Eso implicaría un pareo de dichos diámetros con las categorías de los negocios, de acuerdo a sus particulares necesidades y uso del agua. Sólo así se podría aplicar un incremento proporcional justo.”, reclamó la Presidenta del CUD.

Precisamente, el Centro Unido de Detallistas sugiere que tanto el Departamento de Hacienda como la AAA intercambien información a los fines de cotejar los negocios en su sistema. “Ponemos a la disposición de la AAA nuestros recursos, y nuestra RED CUD para facilitar dicho cotejo.”, ofreció Monge.

Las opciones específicas del CUD ante el alza en la factura del agua son:

  1. ajustar el CCAR a comercios para que el cobro sea a base de consumo y no por el tamaño del contador, y
  2. conceder una moratoria para,
  • reevaluar y eliminar la aplicación del CCAR,
  • establecer planes de pago para las facturas recibidas basadas en el tamaño del contador, según aplique, y,
  • ajustar las facturas administrativamente, desde los sistemas de facturación y cobro de la AAA, mientras se dilucidan los cambios de contadores de acuerdo al uso de sus particulares operaciones, según aplique.

“La AAA tiene otras alternativas que hemos puesto sobre su mesa: mayor rigurosidad en su control de gastos administrativos y operacionales, mayor rigor en el cobro de cuentas morosas, mejor control y reparación de salideros, y suma discreción en la otorgación de contratos onerosos a empresas y consultores privados, sobre funciones y roles que pueden ser asumidos por los trabajadores y que se calcula rondan en los 140 millones”, enumeró Enid Monge.

“Nos han indicado que se convocará a la Junta de Directores de la AAA en las próximas dos semanas para discutir nuestras propuestas, pero les hemos recalcado que resulta extremadamente urgente atender nuestros reclamos de forma inmediata, y así mitigar el impacto que esta alza provoca en el presupuesto operacional de cientos de miles de pequeños y medianos comerciantes en Puerto Rico. No se puede esperar más”, concluyó Enid Monge de Pastrana, Presidenta del Centro Unido de Detallistas.

A %d blogueros les gusta esto: