Q & A: Lcdo. Andrés López, presidente Federal Bar Association Puerto Rico

Andrés López

Lcdo. Andrés López, presidente del capítulo Raymond L. Acosta (Puerto Rico) del Federal Bar Association en las oficinas de Microjuris en el Viejo San Juan

¿Cuáles son tus impresiones del curso “Puerto Rico in Crisis: Current Topics in Public and Private Sector Restructurings and Bankruptcies“?

Acabamos de completar el primer curso en una alianza entre el Federal Bar Association (FBA) y Microjuris y tengo entendido que este curso ha sido —a nivel de Microjuris que ya es un proveedor reconocido— en términos de asistencia, el más grande en su historia… que augura bien para ambos miembros de esta relación. Creo que la razón es porque está llenando un espacio de proveer cursos sustantivos que antes no existían específicamente que traten con la materia de derecho federal. En este caso escogimos un tema de derecho federal, que es la quiebra, y le dimos un ángulo de actualidad ante la situación que está pasando Puerto Rico, de que si haya o no posibilidades de que Puerto Rico pueda experimentar con el estatuto federal de quiebra. Tuvo una acogida impresionante que a nosotros nos llena de mucho orgullo y que, en cuanto a Microjuris, nos llena de confianza que tenemos el calibre que ya han establecido y cómo se destacan en el área. Van a ser unos socios excelentes para nosotros.

Curso de interésPuerto Rico in Crisis: Current Topics in Public and Private Sector Restructurings and Bankruptcies

¿Qué tiene planificado el FBA-Puerto Rico para este año y cómo ves tu presidencia vis a vis la del presidente a nivel nacional, que es otro puertorriqueño, el Hon. Gustavo A. Gelpí?

Ha sido un año de una coincidencia muy feliz, donde tenemos a uno de los nuestros a nivel nacional como presidente, el juez Hon. Gustavo A. Gelpí, que es el segundo puertorriqueño que asciende a esa posición, y desde ese puesto obviamente nos facilita hacer nuestra labora a nivel local. El capítulo FBA de Puerto Rico es uno de los capítulos más activos y más concurridos del FBA en todos los Estados Unidos. Este año cumplimos 50 años como capítulo (Raymond L. Acosta – Puerto Rico) y ante eso nos hemos dado a la tarea de cara al futuro de cómo podemos expandir nuestro menú de servicios a nuestra membresía para que podamos no tan solo mantenernos como el capítulo más concurrido en los Estados Unidos sino que podamos llegar a niveles nunca antes vistos. Veo como nuestro legado, en específico como presidente, esta alianza singular que estamos estableciendo con Microjuris porque esperamos que el producto no sólo sean cursos sino que, con el paso del tiempo, ofrecer a la comunidad legal -y al pueblo en general- las reseñas de las opiniones que emita el tribunal del distrito federal que ahora mismo no se encuentran por Internet. Esos dos temas los veo como algo que pueda legar el Federal Bar de cara al siglo XXI, que desde tu teléfono o dispositivo puedas estar educándote, teniendo cursos, accediendo a información de decisiones recientes para que podamos continuar con nuestra meta de cómo continuamente mejorar la práctica federal en Puerto Rico.

ENTREVISTA EN VÍDEO

 

¿Cómo estás manejando tu labor de presidir el FBA con tu práctica de abogacía?

¡Es un ejercicio que requiere mucho balance! FBA es una asociación completamente voluntaria donde personas que dan de su tiempo están comprometidos a ayudar al tribunal federal. Provee un espacio fuera de la intensidad y del calor de lo que son los litigios, y ese marco más adversativo, donde la gente pueda compartir en un ámbito social, donde estudiantes y abogados más jóvenes puedan compartir con abogados con más experiencia y recibir consejos fuera del tribunal. Es más un desarrollo de relaciones personales entre gente, que francamente somos amigos aunque algún día seamos adversarios en el tribunal.

¿Qué tiene el FBA planificado para las escuelas de Derecho de Puerto Rico este año? 

¡Los capítulos son increíblemente activos! Los otros días estuve dando una charla en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. Esa membresía ha sido muy concurrida y muy activa. Hemos establecido dos programas este año– “Cocktails With The Bar”, donde tenemos algún invitado distinguido y no cobramos la entrada para que los estudiantes puedan tener ese espacio para compartir de una manera que pueda ser de utilidad para ellos. La otra manera es más sustantiva. Estamos haciendo unos “brown bag lunches”, almuerzos informales donde a veces traemos a jueces o abogados practicantes que hablen de un tema o un caso en particular que sea de interés para la membresía. Lo que queremos es darle ese valor añadido a los que están comenzando en la práctica, a nuestros estudiantes, para que se sientan que el FBA es una organización a la cual deben pertenecer porque le proveen herramientas para que continúen su educación y desarrollo en la práctica.

¿Cuáles son los próximos eventos del FBA?

Vamos a tener un evento del que estamos muy orgullosos porque estamos celebrando la recién juramentación de un nuevo juez en el Tribunal Federal, el juez Pedro Delgado-Hernández. Su primera aparición pública luego de su investidura será con el Federal Bar el 12 de junio; tendremos un almuerzo donde él se pueda dirigir a todos los asistentes. También los cursos de educación jurídica continua… tenemos varios temas que no se han tocado antes como el de congregar a los jueces federales del Tribunal de Distrito en una sesión donde podamos hacer las preguntas que ningún abogado se atreve a hacerles en privado y que nos hablen de sus propias prácticas como jueces. Queremos también tocar el tema de las leyes de cabotaje, los 50 años (que se cumplen este año) del Civil Rights Act, etc.

Coméntanos acerca de la carta enviada por el Gobernador y el Comisionado Residente al Gobierno de los Estados Unidos para la exención de las leyes de cabotaje.

Siempre que se da en Puerto Rico donde los funcionarios electos se unen para algo en conjunto uno tiende a pensar que es algo positivo para la isla… en este caso que el Gobernador y el Comisionado Residente hayan decidido firmar esta carta en conjunto y hacer ese reclamo le da mucho más peso a la iniciativa. Es un tema difícil. De hecho, el tema de Hawai, y cómo compara con Puerto Rico en cuanto a este tema es una de las disyuntivas  que queremos estar discutiendo más formalmente en uno de nuestros próximos cursos. Vamos a invitar a recursos de Hawai para que en conjunto con recursos de la isla podamos hablar más a fondo del tema. En estos tiempo donde hay tanta discordia qué bueno que en este tema se pudieron poner de acuerdo en torno a una política pública. Veremos cómo reacciona un Congreso donde tomar cualquier acción ha sido difícil.

¿Qué opinas sobre la nominación de la Lcda. Maite Oronoz Rodríguez al Tribunal Supremo de Puerto Rico?

En cuanto al tema de la nominación de la potencial nueva jueza asociada del Tribunal Supremo de Puerto Rico, uno de los temas más interesantes que no creo que se le ha dado tanto enforque es que es una abogada joven. Es una abogada de 38 años. Debemos dialogar acerca de los méritos de qué es lo que implica. De ser confirmada sería la jueza asociada más joven o una de las más jóvenes en la historia del Tribunal Supremo. Según están diseñadas las leyes que provocan el retiro de los jueces a los 70 años, eso querría decir que tendría una trayectoria de 30+ años en el Tribunal Supremo. Qué bueno que haya un debate robusto de ideas de la capacidad de la licenciada y de lo idóneo o no idóneo de que pase a ser juez del Tribunal Supremo. Creo que es excelente que sea una persona que añada diversidad al Tribunal y ciertamente debe ser evaluada en los méritos de la persona como todo otro juez y espero que así sea.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: