“Cómplices en la consecución de la justicia” los editores de la Revista Jurídica UPR

Maite Oronoz Rodríguez

La Hon. Maite Oronoz Rodríguez, jueza asociada del Tribunal Supremo de Puerto Rico, fungió como oradora de la noche.

El pasado viernes, 24 de octubre de 2014, se celebró la Investidura de la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico en el Aula Magna de esa institución.

Allí, los editores y editoras del Volumen 84 hicieron un compromiso simbólico por el año que estarán laborando en la publicación jurídica más antigua de Puerto Rico.

La actividad fue moderada por el escritor y estudiante de Derecho Gean Carlo Villegas, quien también es Gerente de Servicios de Microjuris, compañía auspiciadora de la actividad.

Vea la Investidura de la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico en su canal de You Tube.

Entre los invitados e invitadas a la actividad estuvo la jueza administradora del Tribunal de Apelaciones, Hon. Migdalia Fraticelli Torres; el Presidente del Colegio de Abogados de Puerto Rico, Mark Anthony Bimbela; Nylca Muñoz, Editora de la Junta del Volumen 72; y la Editora Jefe del Volumen 83, Rocío De Félix Dávila, quien se dirigió a la editores y editoras con varios consejos e impresiones de su experiencia como jefa de la revista.

De Félix relató que su experiencia como Editora Jefe fue una buena buena experiencia profesional que les ayudaría a los actuales editores a aprender a trabajar en equipo, a desarrollar su habilidad para mantenerse despiertos y a desarrollar su liderazgo, “que es definitivamente una de las cosas más importantes”.

“Van a aprender a negociar, a comunicarse efectivamente entre a ustedes y a aceptar que si bien a nivel individual muchas veces no van a estar de acuerdo con alguna decisión de la Junta, como en toda democracia, la regla de la mayoría siempre va a imperar y van a tener que lidiar con eso”, agregó.

La ex editora también explicó que ser parte del grupo editorial les permitiría la oportunidad de investigar, estudiar y discutir las distintas áreas del derecho, así como las variadas concepciones de la ley y la justicia, distinto a la experiencia que tienen en los salones de clases.

“Lo más importante es tratar de leer y criticar todos los artículos particularmente cuando van a seleccionar ese artículo”, culminó De Félix.

Por su parte, la actual Editora en Jefe, Jeira Belén Ortíz,  se remontó en su discurso a los inicios de la fundación de la Revista Jurídica, cuando los estudiantes Manuel Rodríguez Ramos y Manuel García Cabrera, tenían un peculiar interés en publicar sus escritos. La particularidad de la propuesta de ambos jóvenes fue la idea de que la revista fuera dirigida, administrada y editada por estudiantes y no por la administración de la escuela. Belén Ortíz admiró el entusiasmo y el afán de ambos.

Precisamente, en honor a la gesta de Rodríguez Ramos y García Cabrera, Belén Ortiz comprometió las gestiones de la junta actual de “estimular la curiosidad intelectual de los editores y propender la excelencia de los mismos”.

“Que no funjan como agentes pasivos en espera de los artículos sino que se involucren activamente en el proceso”, expresó.

La oradora de la noche lo fue la jueza asociada del Tribunal Supremo, Hon. Maite Oronoz Rodríguez.

“Me estremece recordar mis años de estudios en estas aulas y darme cuenta que mi paso por esta Escuela abrió caminos que al recorrerlos con convicción y esfuerzo, me llevaron a donde estoy hoy. Nunca imaginé que algún día tendría el honor de dirigirme a ustedes, mucho menos como jueza asociada”, comenzó su mensaje.

Oronoz recordó que cuando inició su labor como jueza releyó la Constitución, particularmente la sección que prescribe como ley que “todos los hombres son iguales ante la ley” y que no se podrá discriminar por las clasificaciones esbozadas allí. Esta explicó que aunque dichos principios rezan en la carta magna, “distintos tribunales han interpretado que cuando se habla de igualdad, no siempre se refiere a todos los hombres y a todas las mujeres”.

“Esos tribunales le han fallado a la consecución de la justicia”, aseveró.

A base de ello, invitó a los estudiantes a ser cómplices en la consecución de la justicia instándoles a que “nunca se sientan cómodos para olvidar la gran cantidad de problemas que aguardan soluciones, en principal las de tipo jurídico, que están a nuestro alcance”.

“La Revista Jurídica debe ser espacio para guiar a los abogados en el cada vez más complejo y enmarañado sistema jurídico. Debe ser punta de lanza en el pensamiento crítico de los problemas nacientes, los que aún no se discuten pero se discutirán y dilucidarán en el recinto judicial. Debe reflejar las omisiones de nuestro presente y proponer soluciones creativas y enmarcadas en el ordenamiento jurídico. La Revista Jurídica debe ser audiencia para quienes quieran incitar cambios. Ustedes tienen terreno fértil, sin ligaduras ni mordazas para construir ciertas posibilidades. Los derechos que nos cobijan y las normas no surgieron espontáneamente, sino que surgieron del pensar”, manifestó la jurista.

La jueza culminó con el consejo de que “miren mucho, lean mucho, discutan mucho y escriban mucho”. Arguyendo que todas estas acciones son parte de asumir con rigor la responsabilidad que supone ser cómplices en la consecución de la justicia.

En la actividad se invistieron más de 30 jóvenes, quienes colaborarán en la confección del Volumen 84. La Junta Editora quedó compuesta además por: Jeira Belén Ortiz, editora jefa y los editores asociados Adrian Goyco, Daniel Scuratti, William Sewell y Roberto González.

A %d blogueros les gusta esto: