NOTICIAS

«No podemos reescribir la historia, pero podemos corregirla», juez revoca convicción de los Friendship Nine

Friendship Nine
Foto: Bruce Roberts (Getty Images)

Un juez de Carolina del Sur dejó vacante las convicciones de un grupo de protestantes pacíficos que hace 54 años se atrevieron a retar las normas de segregación en espacio públicos.

El juez John C. Hayes III leyó en voz alta la orden para dejar vacante las convicciones de los nueve protestantes negros, apodados Friendship Nine, quienes dieron génesis al movimiento de protestas denominadas como “sit ins”.

Los hombres, que recibieron el apodo por ser estudiantes de un colegio llamado Friendship College sabían que serían arrestados cuando se sentaron en el mostrador del popular restaurante McCrory’s five-and-dime. Encontrados culpables por entrada ilegal, se convirtieron en los primeros protestantes en elegir el servir tiempo de cárcel en lugar de pagar una fianza por sentarse en un mostrador reservado para personas de raza blanca, lanzando así la campaña “jail, no bail”, adoptada por otros activistas.

Hayes, quien es el sobrino del juez que originalmente sentenció a los protestantes, expresó “no podemos reescribir la historia, pero podemos corregirla”.

Siete de los ocho miembros sobrevivientes del grupo asistieron a la audiencia y estuvieron representados nuevamente por Ernest Finney Jr., abogado de derechos civiles, que luego se convirtiera en el primer juez presidente negro del Tribunal Supremo de Carolina del Sur.

David Williamson, James Wells, Willie McCleod, Willie Thomas «Dub» Massey, Clarence Graham, John Gaines, Thomas Gaither, Mack Workman y Robert McCullough permanecieron de pie estoicamente, mientras escuchaban sus nombres leídos por el juez en voz alta, al igual que los cargos y condenas a los que fueron sometidos el 1 de febrero de 1961.

Lea el artículo original de The New York Times.

A %d blogueros les gusta esto: