Supremo federal indica lo que debe tener una solicitud “removal” en un pleito de clase

Supremo federal indica lo que debe tener una solicitud “removal” en un pleito de claseDescarga el documento: Dart Cherokee Basin Operating Co. v. Owens

Decidido: 15 de diciembre de 2014

Brandon W. Owens presentó un pleito de clase, en el tribunal del estado de Kansas, en contra de Dart Cherokee Basin Operating Company LLC, y en contra de Cherokee Basin Pipeline LLC., (en conjunto, “Dart”) por unas regalías que no habían sido pagadas. Dart invocó la jurisdicción federal al palio del “Class Action Fairness Act” de 2005 (CAFA). Los requisitos para solicitar una transferencia federal (“removal”) en un pleito de clase son: (1) tener 100 demandantes o más; (2) diversidad de ciudadanía estatal; y (3) los daños exceden 5 millones de dólares. La parte demandada alegó que la solicitud de “removal” era deficiente porque no presentó prueba de que los daños excedían 5 millones dólares en la solicitud del “removal”. El Tribunal federal de Distrito envió el caso al tribunal estatal por no haberse demostrado que los daños excedían 5 millones de dólares.

Dart, amparados en una sección del CAFA que permite acudir a los tribunales apelativos si se devuelve el caso a un tribunal estatal (“remand order”), apelaron al Tribunal de Apelaciones para el Décimo Circuito. Dicho Tribunal determinó no revisar el caso en dos ocasiones.

Las controversias del presente caso son: (1) ¿se le requiere a una parte que busca la transferencia federal (“removal”) presentar, junto con la petición, prueba evidenciaria de que los requisitos del “removal” bajo el CAFA se cumplieron? (2) ¿Poseía el Supremo federal jurisdicción para dirimir el caso?

El Supremo federal, dividido 5-4, revocó al Décimo Circuito. Mediante una opinión de la juez Ruth Bader Ginsburg, se determinó que una alegación breve y concisa de que se cumplieron los requisitos del “removal” es suficiente. Manifestó que cuando el Congreso aprobó el CAFA para simplificar la adjudicación de pleitos de clase, estaba emulando el estándar que se requiere en la Regla 8(a) de Procedimiento Civil Federal. El peticionario del “removal” sólo debe demostrar una petición creíble y con apariencia de verdad (“plausible”). Presentar evidencia de los requisitos del “removal” sólo debe proceder: (1) cuando la otra parte controvierte la petición luego de ésta ser presentada; y (2) a petición del propio tribunal.

El Supremo federal manifestó que aunque la revisión de las órdenes que devuelve un caso a un tribunal estatal (“remand order”) son discrecionales, los tribunales apelativos sí poseen jurisdicción si se cometió un abuso de discreción. El Supremo federal indicó que se cometía un abuso de discreción cuando se aplicaba el Derecho de forma errada como lo hizo el Décimo Circuito al aplicar el mismo razonamiento que el Tribunal federal de Distrito.

El Hon. Antonin Scalia emitió una opinión disidente a la cual se unió el juez Anthony Kennedy, juez Elena Kagan y el juez Clarence Thomas. Esbozó que la única controversia del presente caso era si el Décimo Circuito abusó de su dirección al no revisar el “remand order” del Tribunal federal de Distrito. Cualquier otra expresión era improcedente. Indicó que no tenía base legal para concluir que el Décimo Circuito utilizó el mismo razonamiento legal que el Tribunal federal de Distrito.

Reseña por Joel Pizá Batiz

A %d blogueros les gusta esto: