NOTICIAS

Activistas solicitarán que reforma de la Policía se deje sin efecto

ACLU alerta sobre militarización de la policía en Estados UnidosA través de una conferencia de prensa celebrada en el Colegio de Abogados de Puerto Rico, el Comité Dominicano de Derechos Humanos (CDDH) anunció que solicitará al Tribunal federal que deje sin efecto el acuerdo de reforma policial existente y ponga en sindicatura a la Policía de Puerto Rico. La solicitud tiene como motivo el patrón de violaciones continuas de esa agencia contra los inmigrantes y sus derechos, de acuerdo a expresiones realizadas por la licenciada Ada Conde, según reportó el periódico El Nuevo Día.

Según Conde, quien también es presidenta de la Fundación de Derechos Humanos, este patrón de violencia, caracterizado por el uso de fuerza excesiva y el discrimen, es el mismo que provocó que la Policía fuera demandada en el año 2012. La licenciada expresó la situación actual es grave y que a pesar de que la Policía es monitoreada, las transgresiones aparentan no tener consecuencias para los policías.

En ese sentido, José Rodríguez, presidente del CDDH, expresó que en calidad de amigo de la corte presentarán el próximo lunes un reclamo ante el juez federal Gustavo A. Gelpí, encargado de supervisar el cumplimiento del pacto ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el de Puerto Rico.

Durante la conferencia de prensa y para justificar la solicitud, los activistas narraron algunas de las experiencias. Por ejemplo, el pasado 6 de febrero, más de 30 policías irrumpieron a la fuerza en el hogar de Rebeca Dones en Puerto Nuevo, sin justificar el porqué del allanamiento. Después de inquirir, estos alegaron que buscaban a su esposo. Resultó que habían confundido al hombre con otra persona y que tampoco tenían orden de allanamiento. Según la mujer, la insultaron y sacaron fuera de su hogar sin ropa interior.

“Aquí hay un perfil completo sobre la nacionalidad y el color de la piel. El extremo (fueron) los comentarios que hicieron sobre sus prácticas religiosas”, comentó la licenciada Conde tras destacar que los policías presumieron que Dones, de piel oscura, era dominicana.

En otro incidente, la Policía intervino con un hombre dominicano que portaba un machete. Según los activistas, al ser intervenido el hombre soltó el arma y luego de haberlo hecho el policía le disparó a quemarropa en el abdomen. El informe circulado por la Policía no difundió que el hombre había recibido un disparo por parte del policía durante la intervención.

“No importa el delito del que estemos hablando. En el proceso de la intervención, a ninguna persona se le puede dar un tiro después de que está sometido a la autoridad pertinente”, resaltó Conde.

Los denunciantes también señalaron que los policías intervienen en negocios de dominicanos sin órdenes de registro, y que le comentan a los dueños que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, es quien les ordena llevar a cabo las intervenciones. Los activistas entienden que es una estrategia para afectar la relación entre ellos y el municipio.

 

A %d blogueros les gusta esto: