Demandan a Departamento de Seguridad Nacional por permitir trabajo a extranjeros

Demandan a Departamento de Seguridad Nacional por permitir trabajo a extranjerosEl pasado 24 de febrero, el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), León Rodríguez, anunció que efectivo el próximo 26 de mayo, el Departamento de Seguridad Nacional (USDHS, por sus siglas en inglés) extendió la elegibilidad para autorización de empleo a aquellas personas que tengan una Visa H-4. Es decir, a aquellos dependientes de personas con visa H-1B, quienes hasta la fecha no podían aspirar a obtener un empleo por el tipo de visa que poseían.

El programa de visa H-1B permite a los negocios de los Estados Unidos apadrinen a trabajadores extranjeros en ocupaciones especializadas para que vayan a los Estados Unidos para trabajar. Las ocupaciones especializadas son aquellas que requieren experiencia técnica o teórica en ciertos campos especializados como la ingeniería, la ciencia, la programación informática, y el derecho. Las visas H-1B son “visas de no inmigrantes”.

La visa H-4 admite los dependientes calificados de los trabajadores extranjeros con visa H-1B. Los dependientes calificados incluyen a los cónyuges e hijos solteros. Los niños deben ser menores de 21 años. La visa H-4 es aplicable durante la vigencia de la visa H-1B para los trabajadores extranjeros. Si el trabajador extranjero H-1B se va del país, los dependientes H-4 perderán su visa también.

Bajo la nueva autorización, los poseedores de esta visa, que hasta el momento sólo estaban en el país como acompañantes de los poseedores de visa H-1B, podrán desempeñar sus profesiones y además continuar recibiendo los mismos beneficios que ya existían, que son los de viajar y estudiar.

A pesar de que la decisión del USDHS ha sido aplaudida por muchos, el pasado 23 de abril un grupo de ciudadanos estadounidenses, denominados como “Save Jobs USA” presentó una demanda argumentando que la regla viola la Ley federal del Trabajo, según reportó The Daily Caller. Los demandantes arguyen que por tanto el USDHS no tiene la autoridad para crear esta nueva regla. Los demandantes están solicitando que el juez detenga la implementación de la regla hasta que se vea el caso.

Lea la demanda Save Jobs USA v. U.S. Department of Homeland Security (*.PDF)

“La implicación mayor es que (Barack) Obama argumenta que tiene la autoridad ejecutiva para permitir que cualquiera trabaje en los Estados Unidos. Comenzó con los niños, luego los padres y ahora los esposos de trabajadores con visa H-1B”, expresó John Miano, el abogado de los trabajadores demandantes.

La particularidad de estos demandantes es que el grupo está compuesto por personas que fueron desplazadas de sus empleos y que luego fueran reemplazados por extranjeros. La mayoría de estos son del gigante de la electricidad, Southern California Edison, que fue recientemente investigada por despedir cientos de trabajadores estadounidenses luego de forzarlos a entrenar a sus reemplazos extranjeros.

Según el propio representante legal de la parte demandante, su mayor reto es convencer a un juez que los trabajadores a quienes representa tienen legitimidad activa para demandar. Este además explicó que alegará que la regla es relevante para los demandantes pues resulta en mayor competencia en el mercado del trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: