NOTICIAS

Dibujar los juicios más notorios del país

Bocetos Bill Robles
Ilustraciones de Bill Robles. Obtenidas de http://www.billrobles.com

A través de sus bocetos, millones de personas alrededor del mundo pudieron ver las impactantes imágenes de uno de los juicios más famosos de la historia en donde se juzgó a Charles Manson por el asesinato de la actriz Sharon Tate y varios de sus amigos en la ciudad de Los Ángeles en el 1969. Manson lanzándose a través de la sala para atacar al juez, sus numerosos exabruptos y sus coacusadas fueron registrados por el arte de Bill Robles y así guardados para la historia.

De los actores del sistema de justicia, poco se conoce sobre el rol que llevan a cabo los dibujantes que realizan bocetos de los juicios. Son ellos los que toman la responsabilidad de documentar lo ocurrido en estas salas cuando las cámaras se ven imposibilitadas de entrar.

La cadena CNN entrevistó al bocetista Bill Robles, quien por más de 40 años ha realizado bocetos de los juicios más importantes de la historia, entre ellos el de O.J. Simpson, los hermanos Menéndez, Michael Jackson y el del asesino en serie, Richard Ramírez. Robles ocupó la silla delantera en muchos de estos juicios trazando con su lápiz cada expresión de los acusados, abogados, jueces y jurado.

De todos los juicios en los que realizó bocetos, recuerda algunos detalles. Por ejemplo, le parece que Patty Hearst, nieta del magnate publicitario William Randolph Hearst que fuera acusada por su participación ilícita con un grupo terrorista luego de ser secuestrada, era “una cosita muy pequeña en aquel gran tribunal federal”. Por otra parte, sobre Dustin Hoffman explicó que aunque “ganó más de un millón de dólares, por su expresión nadie lo hubiera notado”.

Pero estos bocetos surgieron tiempo después que tuviera la oportunidad de su vida en el año 1969. Fue en ese año que Charles Manson y varios de sus acólitos fueron acusados por la muerte de la actriz Sharon Tate y varios de sus huéspedes, así como del matrimonio LaBianca. En ese entonces se acusó a Manson, así como a Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, celebrándose un solo juicio para los cuatro co-acusados.

“Esa era mi primera ocasión para todo. Primera ocasión en un tribunal, primer juicio en un tribunal, primer caso de alto interés público y el juicio más largo que he tenido. Nueve meses y medio. Era una historia mundial. Truman Capote estaba allí”, recordó Robles.

Ese juicio, según el artista, fue único particularmente por el contacto que hacía Manson con los funcionarios del tribunal y el público. Robles recordó que Manson miraba a los ojos de estas personas con detenimiento, tal como si estuviera compitiendo por el que bajara la mirada primero.

El artista rememoró que el juicio más concurrido fue el de Michael Jackson, donde se rifaron los boletos de entrada. Allí habían personas de Holanda, España y Rusia, entre otras. En ese juicio pudo conocer a Jackson, quien le felicitó por un boceto y a partir de ese encuentro tomó una pose distinta durante el juicio.

En el juicio de O.J. Simpson tuvo su primer contacto directo cuando se le dio una orden para que mostrara los dibujos al tribunal antes de publicarlos, para así proteger la identidad del jurado.

A %d blogueros les gusta esto: