U.S. Court of Appeals 1st Circuit

Acusado de producir pornografía infantil se declara culpable; intenta retirar alegación pero su petición es denegada

Acusado de producir pornografía infantil se declara culpable; intenta retirar alegación pero su petición es denegadaDescarga el documento: US v. Santiago-Rivera

Acusado de nueve cargos de producir y uno por posesión de pornografía infantil, Eduardo Santiago Rivera, se declaró culpable. Según la prueba de fiscalía, el acusado participaba en algunos de los vídeos que produjo.

Fiscalía federal acordó recomendar una sentencia de entre 35 y 40 años de prisión.

En la vista para hacer alegación de culpabilidad, Santiago Rivera indicó que no había sido tratado por alguna enfermedad mental, que no padecía de condiciones psiquiátricas, que se encontraba bien física y mentalmente, y que entendía lo que sucedía en los procedimientos. El magistrado que atendió el procedimiento aceptó la alegación de culpabilidad por entender que se hacía libre, inteligente y voluntariamente.

Siete meses luego de dicha vista, la abogada de Santiago Rivera presentó una moción para dejar sin efecto la alegación de culpabilidad. La moción no expresó la base de la solicitud, por lo que fue denegada sin una vista.

El día de la sentencia, sin embargo, la abogada solicitó reconsideración al Tribunal, indicando que el mismo acusado explicaría las razones que lo movían a retirar su alegación de culpabilidad. Santiago Rivera expresó que a pesar de lo que dijo al Tribunal en la vista, este se encontraba en una depresión severa y acababa de comenzar su tratamiento al momento de declararse culpable. La abogada indicó que en consecuencia, la alegación de culpabilidad fue involuntaria. Sin embargo, cuando el Tribunal le solicitó prueba de la depresión, no pudieron producirla.

El Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico denegó la solicitud para retirar la alegación de culpa.

En apelación ante el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito, Santiago Rivera solicitó que se devolviera el caso al Tribunal de Distrito para que este realizara una vista para atender la reconsideración para retirar su alegación de culpa. El convicto también solicitó una vista para que se dilucide su alegación de que la abogada rindió una representación legal inefectiva.

El Primer Circuito halló que el Tribunal de Distrito sí le dio la oportunidad de mostrar evidencia. Sobre la alegación de representación legal inefectiva, el Tribunal indicó que ese reclamo debe llevarlo primero ante el Tribunal de Distrito antes de llevarlo ante el panel apelativo.

El Primer Circuito en última instancia reconoció que permitir que Santiago Rivera retire su alegación de culpabilidad causaría perjuicio severo al estado y a las víctimas, quienes tendrían que revivir el trauma sufrido en un caso que ya pensaban estaba resuelto.

Reseña por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: