NOTICIAS

Nuevo paso para atajar delitos menores en Nueva York

Nuevo paso para atajar delitos menores en New YorkLa Asamblea Municipal de la ciudad de Nueva York ha dado forma a un nuevo paquete de medidas que busca atajar lo que algunos podrían llamar “malas costumbres” y otros denominar “delitos menores”. El propósito de estas medidas es el de resolver una vieja controversia sobre cómo disuadir las faltas menores en que ciudadanos violan la ley, sin castigar a mucha gente de forma injusta.

Los delitos de que se trata son aquellos denominados “ofensas a la calidad de vida” y, según el periódico The New York Times, son aquellas instancias en que los ciudadanos orinan en público, tiran basura, beben en las calles, hacen ruidos no permitidos o violan las leyes en los parques públicos. Los oficiales de la Policía reportan cientos de incidentes al año de conductas como estas, que ahora, bajo las medidas de la Asamblea Municipal, podrían suponer citaciones civiles a los ofensores, mas no cargos criminales.

El paquete , que consiste de ocho proyectos que ya fueron presentados a la Asamblea Municipal, procura cambiar el enfoque de castigo a estas ofensas proponiendo un proceso civil en lugar de un proceso en un tribunal criminal. Aunque algunos críticos a la medida opinan que esta busca descriminalizar y promover estas conductas, según la asambleísta Melissa Mark-Viverito, se busca encontrar un balance entre la meta de proponer un castigo justo a estas ofensas con el deseo de mantener la discreción que tienen los oficiales a la hora de decidir si realizarán arrestos. Estos estarán sujetos a una nueva política mediante la cual se les exhorta a recurrir a la opción civil en la mayoría de los casos.

“Sabemos que el sistema ha sido realmente amañado en contra de las personas de color en particular. Así que la pregunta siempre ha sido, ¿qué podemos hacer para minimizar la interacción innecesaria de estos jóvenes con el sistema de justicia criminal para que puedan lograr su potencial?”, explicó Mark-Viverito, principal proponente de los proyectos

Para limitar las intervenciones abusivas de la Policía, los proyectos incluyen nuevos requisitos para el informe de datos, de qué boletos de expiden y a quién. Esto tiene como propósito el utilizar la información para monitorear la efectividad del nuevo sistema. Además, la reforma incluye una opción a los ciudadanos de que no paguen las multas a cambio de servicio comunitario.

Los proyectos no pueden tratar crímenes menos grave cubiertos por legislación estatal, tales como la posesión de marihuana. En lugar de ello, se enfocan en ofensas cubiertos bajo el código administrativo de la ciudad. Estas violaciones, aunque menos serias, suponen una gran parte de las 300,000 citaciones expedidas por oficiales de la Policía el pasado año.

 

A %d blogueros les gusta esto: