NOTICIAS

Retan ley que requiere que ofensores sexuales se identifican en sus pasaportes

Retan ley que requiere que ofensores sexuales se identifican en sus pasaportesUn grupo de derechos civiles presentó una demanda retando una ley que le requiere a personas convictas por delitos sexuales que se identifiquen en sus pasaportes. La ley, conocida como la Ley Megan, fue aprobada por el Congreso y les requiere a las agencias federales el notificar a los países extranjeros que ciudadanos estadounidenses con este historial estarán viajando a su país.

La organización en cuestión, Reforma a las Leyes de Delitos Sexuales de California (CA RSOL, por sus siglas en inglés), presentó la demanda en el Tribunal de Circuito en San Francisco, argumentando que el símbolo que se incluirán en los pasaportes para identificar a estas personas puede ponerles en riesgo, así como a sus familiares, acompañantes en compañeros de trabajo que viajen con ellos. La razón: porque los pasaportes hoy día son utilizados como una forma primaria de identificación así como ser el medio principal para entrar a un país extranjero.

“Por primera vez en la historia de nuestro país, una letra escarlata se añadirá a los pasaportes de ciudadanos estadounidenses. Hoy esa letra escarlata se utilizará para castigar a los ofensores sexuales. Mañana la misma letra o una similar podría utilizarse para castigar a los musulmanes, a los homosexuales o a los conductores ebrios”, expresó Janice Bellucci, presidenta de la CA RSOL.

Bellucci también añadió que los ciudadanos estadounidenses deben sentir mucho miedo de que se marcarán sus pasaportes con un identificador, similar a lo que hacían los alemanes nazis y los comunistas en Rusia.

“Las provisiones de notificación de la Ley Internacional Megan afectarán a miles de estadounidenses que han sido declarados como rehabilitados por un estado o a aquellos que ya no figuran en el registro de ofensores sexuales. En tales casos el gobierno federal sustituirá su juicio, que no estará basado en una investigación de un individuo, por el juicio de un gobierno estatal que han llevado a caso esa investigación», comentó Bellucci.

La legislación ha recibido férreas críticas de varios sectores, entre los cuales se incluyen medios de comunicación. El diario The Washington Post publicó una pieza de opinión redactada por David Post en donde se comparó a la ley con la táctica utilizada por los nazis para identificar grupos tales como los judíos en Alemania.

“Los pasaportes no son meramente un implemento necesario para viajar internacionalmente. Son una placa básica de ciudadanía, y se utilizan para todo tipo de propósitos de identificación (abrir una cuenta de banco, obtener un trabajo, obtener una licencia de conducir), que no están relacionadas con viajes internacionales”, explicó Post en su columna.

La ley lleva el nombre de Megan Kanka, una niña de 7 años de edad, que fue violada ya asesinada en Nueva Jersey en el 1994. La Ley Megan fue aprobada por primera vez en Nueva Jersey en el año de la muerte de Kanka, y más tarde fue adoptada en diversas formas varios estados. La ley requiere notificación pública cuando un convicto por delitos sexuales se mueve en la zona. Además de los marcadores de pasaporte, la legislación establece un programa de inmigración existente y control de aduanas que notifica a los funcionarios internacionales cuando un ofensor sexual registrado tiene intención de viajar a sus países.

Según información publicada por los proponentes de la ley federal, se estima que sólo en el 2008, Estados Unidos emitió unos 4,500 pasaportes a ofensores sexuales registrados.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: