NOTICIAS

Fiscalía federal anuncia primer caso en Puerto Rico por creación y distribución de vídeos de peleas entre perros

Fiscalía Federal anuncia primer caso en Puerto Rico por creación y distribución de videos de peleas entre perrosLa fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez, anunció durante la tarde del domingo que se registró en Puerto Rico el primer arresto por la creación y distribución de vídeos de peleas de perros mediante una aplicación de mensajería.

“Este es el primer caso investigado y procesado en este distrito que involucra la promoción de peleas de perros y la creación y distribución de vídeos de peleas de perros. La crueldad a la que han sido sometidos estos animales es terrible y este caso debe poner a todos sobre aviso de que no vamos a tolerar este tipo de tratamiento inhumano a los animales”, dijo Rodríguez en un comunicado de prensa.

Según Rodríguez, agentes de Inmigración y Aduanas, Investigaciones de Seguridad Nacional, arrestaron a Erin Castro a base de una queja que se había presentado el día 5 de marzo. A la queja se adjuntó una declaración jurada en la que se alega que el 4 de marzo, pasadas las 4 de la tarde, arribó al muelle Panamericano, junto a seis cajas con seis perros, con la intención de transportarlos a la República Dominicana. A preguntas de agentes de Inmigración y Aduanas el hombre señaló que se le pagó 800 dólares por transportar los perros.

Los agentes realizaron una segunda inspección, luego de haber entrevistado al hombre y revisado su documentación. En esa segunda inspección, en la que registraron esta vez el teléfono celular de Castro, encontraron tres vídeos, uno de seis minutos de una pelea de perros y dos más cortos sustraídos del vídeo original. El vídeo de seis minutos representa una lucha entre dos perras pit bull, mientras dos hombres las incitaban a pelear. Castro Correa admitió que grabó el vídeo. Los dos extractos del vídeo original se transmitieron en el comercio interestatal y extranjero a través de la aplicación de mensajería WhatsApp.

La fiscal federal también explicó que se registró la residencia de Castro Correa en Río Piedras esa noche, encontrándose varias jaulas hechas con alambre y cemento o madera. Dentro de cada jaula habían perros que parecían ser adultos y que apenas cabían dentro de las jaulas. Los agentes que intervinieron observaron un total de 25 perros en la zona posterior de la residencia en condiciones deplorables, entre los que había al menos nueve cachorros. Algunos estaban amarrados a estructuras o cilindros de cemento y con cicatrices en la cara y la boca. La mayoría de los perros eran pit bulls.

Dentro de la residencia, los agentes encontraron una cinta diseñada para el entrenamiento de perros, artículos de periódicos viejos de las peleas de perros, una bolsa que contenía lo que parecían ser antibióticos y suplementos de hierro y calcio para perros, entre otras pruebas. También ocuparon lo que parecía ser un medicamento que requiere el uso de jeringuillas, junto con una bolsa abierta con varias jeringuillas.

El caso será procesado por la fiscal Mariana Bauzá, jefa adjunta de la Unidad de Narcóticos y la fiscal Dina Ávila Jiménez. El acusado se enfrenta a una pena máxima de hasta 12 años de prisión.